Educación aplaza sin fecha la entrega de ordenadores a 14.500 estudiantes

La consellería esgrime problemas de suministro de la empresa adjudicatariaEducación arguye que hay aulas que no llegan a los 25 alumnos

Los alumnos del año escolar 2010-2011, que ahora comienza, van a tener que esperar para beneficiarse de los 14.500 ordenadores portátiles que la consellería de Eduación había anunciado en marzo dentro del Proxecto Abalar, diseñado con el fin de servir de apoyo a las clases y mejorar las competencias digitales de los estudiantes. La firma gallega Coremain, encargada de suministrar los dispositivos, cuya entrega estaba fijada para el 20 de septiembre, acaba de anunciar que no podrá cumplir el plazo acordado con Educación. Detrás de la demora están los problemas técnicos de la factoría china a la que Coremain encomendó la fabricación de los ordenadores, según fuentes de la consellería de Jesús Vázquez, que obvió el nombre de la adjudicataria en la nota remitida a los medios "por elegancia".

Más de setecientos profesores interinos ignoran su destino para este año

Educación señala a "terceros responsables de orden internacional" como causantes del retraso y deja en el aire la llegada de los 14.500 ordenadores a las aulas gallegas. Fuentes de la consellería, que no ha facilitado ninguna estimación de cuánto tiempo puede durar el retraso, advierte que el contratiempo puede afectar "a medio mundo", por encontrarse el origen del problema en el abastecimiento de Coremain. Según el departamento que dirige Jesús Vázquez, la adjudicataria alega que el proceso de fabricación es más lento de lo normal debido a las características técnicas de los equipos, hechos a medida para el proyecto de Educación.

A las dificultades de fabricación hay que añadir los problemas de stock de las pantallas táctiles de las que irán provistas los ordenadores. Asumido el incumplimiento de los plazos de la primera fase del proyecto, la consellería urge ahora a la adjudicataria la "rápida solución del problema".El proyecto Abalar fue presentado por el propio Alberto Núñez Feijóo a principios de año como la apuesta de su Gobierno por "informatizar tanto las capacidades docentes de los profesores como las capacidades de los alumnos". Aunque el presidente de la Xunta lo anunciaba entonces como una novedad de la que los estudiantes disfrutarían ya el curso pasado, la fecha de inicio del plan se fijó finalmente para septiembre de 2010.

El concurso para escoger a la empresa encargada del suministro de los ordenadores se cerró el 30 de abril con siete firmas concurrentes y en agosto se daba a conocer el nombre de la adjudicataria, Coremain, una empresa con sede corporativa en Santiago que ofrece diversos servicios de consultoría en tecnologías de la información y la comunicación. Para la fabricación y abastecimiento de los 14.500 ordenadores -destinados a otros tantos alumnos de Primaria y Secundaria-, la consellería cuenta con un presupuesto de 4.611.918 euros, incluidos en el total de 12 millones que costará la puesta a punto de la primera fase del proyecto, que contempla la creación de Centros Educativos Dixitais (CED) para la integración de nuevas tecnologías en la enseñanza.

Con una de las apuestas fuertes de la Consellería de Educación aplazada sin fecha y el Decreto do Plurilingüismo ante sus primeros días de aplicación, el nuevo curso escolar se presenta, en palabras de Anxo Louzao, secretario nacional de CIG-Ensino, "sumamente conflictivo", marcado por "la cruzada contra el gallego". El sindicato nacionalista hizo ayer balance del año académico que comienza acusando a Educación de reducir la plantilla de profesores de Infantil y Primaria en 108 docentes -las listas definitivas para estos niveles educativos se publicaron en agosto- y en unos 300 -todavía provisionales- en Secundaria. A la espera quedan los puestos de los 748 profesores interinos que no conocerán su destino, en caso de tenerlo, hasta el 14 de septiembre, tres días antes del inicio de las clases. Desde Educación advierten, sin embargo, que el número total de profesores no se sabrá hasta finales de este mes. "Dependerá de las demandas de cada colegio, por ejemplo, de si a última hora se matriculan más niños", aseguran fuentes de la consellería. Aunque en este curso académico ha aumentado en 4.500 el número de alumnos matriculados en los niveles de Infantil y Primaria, Educación avisa de que esta subida no tiene por qué ir acompañada de un incremento en el número de profesores. Cada clase puede agrupar a un máximo de 25 alumnos, "y Galicia no llega a ese ratio", recuerdan desde la consellería.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 07 de septiembre de 2010.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50