OCIO

Cataluña regula las apuestas y el juego por Internet

En ausencia de una normativa nacional, la Generalitat de Catalunya ha presentado el proyecto de ley que regula el juego en Internet. Las empresas que operen en Cataluña deberán identificar al consumidor para saber, por ejemplo, durante cuánto tiempo ha jugado. También deberán tener sede social en Cataluña, aunque sus efectos son limitados: afecta solo a las empresas que "se destinen principalmente a clientes de Cataluña" y a los apostadores que residan en esta comunidad.

La consejería de Interior admitió sus limitaciones: Internet no tiene fronteras y la regulación por autonomías no es la idónea. "Es una norma difícil de aplicar, pero una forma de presión al Gobierno para que regule esta actividad cuyos beneficios vuelan fuera de España. Loterías y Apuestas del Estado es la encargada de redactar el borrador de la ley nacional, cuyo esbozo mostró en enero, aún pendiente de completarse. Dudo que LAE lo haga hasta 2012, cuando complete su reestructuración", opina la consultora Laura Guillot.

El proyecto, que reforma la ley catalana del juego de 1984 e introduce el juego online, regula la publicidad y exige a las empresas que comuniquen la difusión de anuncios de juegos y apuestas. Prohíbe incitar al juego "compulsivo", promoverlo con obsequios o consumiciones gratis y dirigir la publicidad a menores. También crea la Comisión del Juego.

Cataluña no es la primera que lo regula: Madrid lo ha hecho. Euskadi lo contempla en su norma para las casas de apuestas físicas y otras cinco autonomías más lo planean. "Tendría más lógica una legislacion que cubra todo el territorio español. Ahora bien, cualquier intento de regular la situacion es bienvenida... Siempre que sea en beneficio del consumidor y para atraer a los operadores a España", considera Sacha Michaud, presidente de AEDAPI.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS