Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

S&P prevé que Europa se recupere a dos velocidades y ve a España entre los rezagados

La agencia de calificación crediticia Standard & Poor' s (S&P) publicó ayer un informe con previsiones nada prometedoras para Europa en general, y para España en particular. La agencia vaticina que la recuperación económica europea tendrá "dos velocidades" y que quienes llevarán la marcha más lenta serán los países de la "periferia sur". Entre estos, S&P incluye sin vacilar a España, Italia, Grecia, Portugal e Irlanda.

El informe señala que el crecimiento en los países de la zona occidental será "sostenido y relativamente gradual", en contraste con los datos económicos del sur, que la agencia califica de nada menos que "mediocres".

Frente a ellos, el comportamiento de la economía alemana está siendo especialmente positivo por lo que eleva su pronóstico de crecimiento del PIB alemán del 2% al 2,5% para este año y del 2% al 2,3% para 2011. También destaca la fuerza de Francia y Reino Unido.

Por el contrario, la agencia augura una contracción del PIB español del 0,5% para este año y un crecimiento del 0,3% para el que viene. Cifras peores que las que prevé el Gobierno (-0,3% en 2010, 1,3% para 2011). En el segundo trimestre de este año, el PIB remontó dos décimas con relación al trimestre anterior, escalada que S&P considera insuficiente para incluir a España en la lista de los países más avezados.

"El ajuste fiscal y la débil mejoría de la competitividad con el exterior penalizarán a España y a otros países de la 'periferia sur', donde es improbable que aparezcan signos palpables de crecimiento antes de finales del próximo año", reza un párrafo bastante revelador del informe.

Pese a la doble conclusión, la agencia descarta una "doble recesión" en Europa. "Es improbable un escenario así en los próximos 18 meses", proclama el informe.

S&P no es la única en apostar por una Europa a marchas cambiadas. Guido Westerwelle, ministro de Exteriores de Alemania habló en mayo de un continente con "diferentes dimensiones". También lo dijo, con otras palabras, el Nobel de Economía Paul Krugman en julio en una entrevista con este periódico.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de septiembre de 2010