Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Obediencia debida

He leído las declaraciones de Oriol Amorós, secretario de Inmigración de la Generalitat, anunciando de forma un tanto chulesca que aplicará la polémica ley de acogida a emigrantes, "diga lo que diga el Tribunal Constitucional".

¿Dónde queda para este político el respeto a las reglas del Estado de derecho? ¿Se imaginan por un momento que yo como ciudadana catalana decidiera no cumplir con los impuestos, las normas y leyes de mi Gobierno autónomo, "diga lo que diga la Generalitat"? Me preocupan y avergüenzan unos gobernantes que exigen tener un poder absoluto e incontestable, no admiten ningún control de la justicia e incumplen el marco legislativo y las leyes que no les gustan. Así, señor Amorós, vamos camino de la república bananera.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 21 de agosto de 2010