Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ciberestado de excepción en Bangkok

Tailandia se sumó ayer al cada vez más amplio frente opositor a Wikileaks. El Gobierno aplicó el estado de excepción, todavía vigente en Bangkok y otras seis provincias desde las protestas de los camisas rojas, para bloquear el portal de filtraciones por razones de seguridad, informaron fuentes oficiales.

La orden fue dada por la división especial sobre ciberdelitos de la Policía, que ha suspendido "temporalmente" el acceso al portal, según un comunicado del Ministerio de Información tailandés.

Tailandia ha aumentado su censura sobre la red desde que en abril del 2007 el régimen militar que gobernaba el país bloqueó el portal de vídeo Youtube por unas imágenes en las que se ridiculizaba al venerado rey Bumibol.

La actividad de los censores ha sido aún más frenética a partir del pasado abril, cuando estalló la protesta antigubernamental de los camisas rojas en Bangkok. La movilización callejera duró dos meses hasta que el Ejército desalojó por la fuerza a los manifestantes. Al menos 90 personas murieron en los enfrentamientos entre los opositores y las fuerzas gubernamentales.

Las autoridades declararon entonces el estado de excepción, que permite vigilar los contenidos en Internet.

Aunque la unidad de ciberdelitos en teoría se encarga de perseguir los crímenes de lesa majestad, ahora su principal cometido es impedir que los camisas rojas utilicen la red para volver a organizar un nuevo levantamiento antigubernamental y silenciar a los medios más críticos.

La decisión de ayer refleja la sospecha de Bangkok de que Wikileaks pueda guardar secretos sobre la familia real o pormenores de la represión de los camisas rojas, seguidores del depuesto ex primer ministro Thaksin Shinawatra.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 19 de agosto de 2010