Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

González Pons exige al Gobierno que recupere la tierra de nadie

El vicesecretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons, pidió ayer al Gobierno que haga las gestiones diplomáticas "precisas" -"sin ninguna prisa, con el tiempo necesario, pero que las haga"- para recuperar la tierra de nadie existente entre la frontera española y la marroquí. Y también solicitó, "con el respeto debido", al Ejecutivo marroquí que ponga "orden en su lado", para que las relaciones entre ambos países, "que son fraternas", sigan siéndolo.

Esta hipotética franja de medio kilómetro de ancho -en realidad, se queda en apenas la mitad- de terreno neutral no existe: está bajo control de la policía marroquí, que permite actuar sin cortapisas a los activistas locales. El problema se ha agudizado ahora al aprovechar estos la manga ancha policial para colocar carteles insultantes contra las mujeres policía españolas de la frontera. Pero dista mucho de ser nuevo.

La policía marroquí lleva décadas controlando esa zona, también durante los Gobiernos que presidió José María Aznar. Nadie hizo nada para remediarlo. El PP lo sabe, y por eso González Pons fue ayer cauto al tratar este tema una vez lanzada su exigencia. "La zona neutra no se pierde de la noche a la mañana", reconoció. "No atribuimos a nadie la responsabilidad, pero exigimos al Gobierno que la recupere", añadió.

El presidente de Melilla, Juan José Imbroda, también reconoció la semana pasada que el tema "se remonta a hace 20 o 30 años". En la tierra de nadie hay incluso viviendas, levantadas hace ya décadas. Primero fueron construcciones de adobe; más adelante, las familias marroquíes se atrevieron incluso a cambiarlas por casas de ladrillo.

Querella del SUP

Precisamente, el Ejecutivo de Melilla anunció ayer su intención de colaborar con el Sindicato Unificado de Policía (SUP) y aportar asesoramiento jurídico para la querella que presentará contra la Coordinadora de la Sociedad Civil del Norte de Marruecos por la colocación de fotomontajes contra las policías españolas en la frontera.

El secretario general del SUP, Julián Millán, destacó esta colaboración como una de las peticiones presentadas en la reunión que ha mantenido el propio González Pons con los representantes de los sindicatos policiales. Por su parte, la representante del foro de la mujer del SUP, Malika Mimón, aseguró ayer que están viviendo esta situación con "malestar".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 18 de agosto de 2010