Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Constitucional condena al PP de Camps por negar información de Gürtel

El tribunal obliga a tramitar las preguntas sobre la trama corrupta que realizó Compromís - Afirma que la Cámara vulneró los derechos de los diputados

El Tribunal Constitucional (TC) ha dictado una sentencia que condena a las Cortes Valencianas por la "vulneración de los derechos fundamentales de los diputados" del grupo de Compromís, cuyas iniciativas sobre el caso Gürtel fueron rechazadas por la Mesa de la Cámara. El alto tribunal ordena "el pleno restablecimiento del derecho fundamental a la participación política" de los diputados y ordena que las preguntas censuradas vuelvan a la Mesa, según adelantó ayer el diario Levante. La sentencia, dictada el 26 de julio sin ningún voto particular, ha tenido como ponente al magistrado Manuel Aragón Reyes. La sala estaba compuesta además por la presidenta del TC, María Emilia Casas, y los magistrados Javier Delgado Barrio, Jorge Rodríguez-Zapata y Pablo Pérez Tremps.

La sentencia ha sido aprobada sin ningún voto particular

En el caso Gürtel, que estalló a principios de febrero de 2009, fueron imputados inicialmente el presidente de la Generalitat y del PP valenciano, Francisco Camps, el ex vicepresidente del Consell Víctor Campos, el ex secretario general del PP valenciano Ricardo Costa, y el ex jefe de gabinete de la Consejería de Turismo Rafael Betoret, por recibir presuntamente regalos de las empresas de la trama corrupta que dirigía Francisco Correa. La actual presidenta de las Cortes Valencianas, Milagrosa Martínez, que adjudicó contratos a empresas de la trama cuando era consejera de Turismo, también recibió regalos.

Semanas después de que estallara el caso, los diputados de Compromís presentaron una batería de preguntas dirigidas a las diferentes consejerías del Gobierno de Camps. Querían saber si habían firmado contratos con las empresas de la trama corrupta. La Mesa de las Cortes rechazó la tramitación de las iniciativas escudándose en el artículo 153.2 del reglamento de la Cámara, que permite vetar las preguntas "que se refieran a persona física o jurídica que no tenga una trascendencia pública en el ámbito de la Comunidad Valenciana". El posterior recurso de reposición presentado por Compromís para que la Mesa reconsiderara su decisión fue desestimado y los diputados recurrieron en amparo ante el Constitucional.

Y el alto tribunal les ha dado plenamente la razón, en una sentencia que supone un varapalo a la forma de actuar del PP en las Cortes. El TC considera que la limitación que establece el reglamento de la Cámara al derecho a formular iniciativas -algo que, según recuerda, forma parte del "núcleo de la función representativa" del diputado- solo puede justificarse con "una motivación expresa, suficiente y adecuada".

El alto tribunal desmonta por completo la excusa reglamentaria del PP al señalar que "del tenor literal de las iniciativas parlamentarias no se desprende a primera vista que traten absolutamente de personas sin trascendencia pública", puesto que se pregunta sobre "si se habían celebrado contratos públicos entre las consejerías del Ejecutivo valenciano y una serie de empresas relacionadas con la investigación judicial sobre el conocido como caso Gürtel". Es más, el TC ve en las preguntas una "innegable vinculación con la actividad de control del Gobierno, que integra la esencia de la actividad parlamentaria". Y añade que la "obligación de interpretar las normas parlamentarias del modo más favorable al ejercicio de los derechos y facultades de sus representantes habría obligado, en principio, a su admisión a trámite".

Esta es la tercera sentencia del TC contra la falta de transparencia del Parlamento valenciano, que es la Cámara autonómica con más condenas por vulnerar los derechos de los diputados. Las dos anteriores también se referían a iniciativas vetadas por la Mesa, aunque eran de la anterior legislatura, por lo que constituyeron una reparación moral. Ahora, en cambio, las Cortes deberán tramitar de nuevo las preguntas de Compromís. Queda por saber qué responderá el Consell. La oposición tiene pocas dudas, a la vista de las reiteradas evasivas del PP desde que estalló el caso Gürtel.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 14 de agosto de 2010