Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fiasco del nuevo Bicing

El Ayuntamiento de Barcelona vuelve al viejo sistema informático tras el fracaso del que debía sustituirlo

La actualización del sistema informático del Bicing de Barcelona ha acabado en fiasco. Ayer debía sustituirse el viejo sistema por una actualización, pero al final no fue así debido a un error que hacía que el tiempo de espera por parte de los usuarios para retirar la bicicleta fuera superior al habitual.

Según fuentes de BSM, empresa encargada del servicio, "una vez implantado el nuevo sistema, hemos comprobado que en algunas estaciones el tiempo de espera era superior a los tres segundos habituales". Para evitar este contratiempo, la empresa ha optado por mantener el sistema operativo actual "con las máximas garantías" y seguir ofreciendo las "prestaciones usuales" antes de introducir definitivamente el nuevo sistema.

El Consistorio tenía previsto que el servicio se normalizara sobre el mediodía, pero, finalmente, la red no se restableció de forma íntegra hasta las 16.30 horas.

Fuentes del Ayuntamiento explicaron que será necesaria una segunda fase para completar la implantación del nuevo software, pese a que no detallaron cuándo se producirá y en qué consistirá. Durante la intervención, la pantalla de cada estación de Bicing estaba bloqueada y en color rojo. En la web del servicio sólo funcionaban los servicios estáticos, es decir, los mapas con las estaciones e información sobre los carriles bici de la ciudad. Tampoco se podían dar de alta o baja los usuarios ni actualizar los datos almacenados.

El corte, que afectó a 113.000 usuarios, tenía por objeto actualizar un sistema que desde su origen apenas se había modificado. El Bicing, un sistema de éxito, ha sufrido diversas incidencias desde su puesta en marcha en marzo de 2007. La más grave ocurrió el pasado 21 de diciembre: 17 horas y media sin servicio por errores de conexión. En aquella ocasión las baterías del sistema de emergencia se agotaron.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 11 de agosto de 2010