Nueva cara y nueva vida para Óscar

El primer paciente sometido a un trasplante facial completo recibe el alta - Aún no puede juntar los párpados, pero ya come solo y balbucea palabras

Óscar, que el pasado marzo fue sometido al primer trasplante de cara completo del mundo, ha querido mostrar su nuevo rostro como agradecimiento al equipo médico y al donante. Tiene 31 años, la vida por delante, y se siente feliz. Tras cuatro meses ingresado, los médicos del hospital de Vall d'Hebrón de Barcelona le dieron ayer el alta. Antes, posó junto a 12 de los 30 profesionales que intervinieron en su operación.

Óscar ha recuperado la sensibilidad de casi todo el rostro y parte de la movilidad muscular. Puede mover las cejas, la mandíbula y la parte externa de la mejilla. Sin duda, "volverá a sonreír", afirmó Joan Pere Barret, jefe del servicio de cirugía plástica y reparadora del Vall d'Hebrón. De hecho, sus ojos curiosos ya sonríen. A pesar de que aún no puede cerrar completamente los párpados -una de las partes más complicadas en un trasplante de cara- ni tampoco sellar bien la boca. El jefe del servicio de cirugía plástica y reparadora dijo que el paciente le había dicho que "hay un Óscar de antes, y un Óscar nuevo, contento de seguir viviendo".

Sus mayores deseos son pasear sin llamar la atención y comer con su familia

Ayer, el paciente articuló con dificultad palabras de agradecimiento para los médicos y la familia del donante. El accidente que le dejó sin cara ocurrió hace cinco años. Se quedó sin mandíbula, nariz y pómulos. Para comer y respirar, necesitaba estar entubado. Había pasado ya por nueve operaciones que no habían servido de nada. Volvió a hablar hace un mes, cuando se le retiró la cánula de la traqueotomía que necesitaba para respirar. Para evitar esfuerzos, su hermana respondió por él las preguntas de los periodistas. Explicó que es feliz y que su rostro se asemeja al de antes.

Desde que recibió el trasplante, Óscar ha luchado mucho. Ha superado dos rechazos agudos. El primero, a las cuatro semanas de la intervención y el segundo a los dos meses. También sufrió una trombosis a causa de coágulos en el tejido trasplantado y una fístula. Todas las complicaciones las ha sorteado satisfactoriamente, demostrando no tan sólo una gran fortaleza física, sino también emocional, según Barret. "La evolución ha sido muy buena, sobre todo teniendo en cuenta lo que podía pasar", añadió.

La Organización Nacional de Trasplantes (ONT) autorizó la intervención en agosto del año pasado. El donante apareció el pasado marzo. La operación duró más de 22 horas. En primer lugar, se le extrajo el rostro al donante. A Óscar se le trasplantaron la piel y los músculos de la cara, y además los párpados, los labios, los huesos de la nariz, de los pómulos, el maxilar superior, el paladar, la mandíbula y todos los dientes. Para ello se utilizaron técnicas de cirugía plástica y microcirugía reparadora. Los cirujanos tuvieron que reconectar cuatro venas yugulares, adaptar los huesos extraídos y unir musculatura y vasos sanguíneos. El resultado quedó a la vista ayer.

El paciente tiene ganas de practicar dos de sus grandes aficiones, la caza y la pesca. En la lista de pequeñas grandes cosas que anhela volver a hacer está el pasear sin llamar la atención y sentarse a la mesa en una comida familiar. Ya casi está listo. Hace dos meses empezó a tomar alimentos triturados y a beber líquidos. Aunque todavía no puede masticar con normalidad, ya que las terminaciones nerviosas alrededor de la boca son de las que más tardan en regenerarse, pero podrá comer sólidos en breve.

Para acabar de recuperar la movilidad, Óscar continuará con sesiones de fisioterapia, logopedia y terapia facial. Según Barret, en 12 o 18 meses habrá recuperado entre el 80% y el 90% de las funciones faciales. De momento, con su salida del hospital ya ha recuperado buena parte de su vida. "Necesita estar con los suyos, ser libre", afirmó Pilar Solans, directora asistencial del hospital.

Óscar, el primer trasplantado completo de cara del mundo, junto al equipo médico del hospital Vall d'Hebrón, donde le operaron.
Óscar, el primer trasplantado completo de cara del mundo, junto al equipo médico del hospital Vall d'Hebrón, donde le operaron.CARLES RIBAS

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 27 de julio de 2010.

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50