Precintada una residencia para deportistas que funcionaba como hotel

El Ayuntamiento de Barcelona precintó el pasado día 22 las 63 habitaciones del Hesperia Sport Barcelona y ordenó el cese de su actividad porque funcionaba como hotel a pesar de tener concedida licencia de complejo deportivo con residencia para deportistas. El Consistorio aduce que el establecimiento, situado en el número 408 de la calle de Provença, muy cerca de la Sagrada Família, "venía funcionando como hotel para el público en general" y afirma que mantendrá la clausura hasta que regularice la situación. El precinto se produce tras del expediente abierto por el Distrito del Eixample en abril porque no se ajustaba a la licencia concedida. En la residencia se podía reservar habitación con el carnet de socio de una piscina municipal o de un club deportivo.

Los vecinos alertaron del caso en abril y fueron a los tribunales

El inmueble forma parte de la llamada Illa Myrurgia, surgida de un plan especial tras un acuerdo entre el Ayuntamiento de Barcelona, entidades vecinales y promotores privados que asignaba una función a cada una de las parcelas de la manzana. A esa parcela se le otorgó un uso como equipamiento privado, por lo que cuando los vecinos conocieron lo ocurrido, denunciaron públicamente el caso y llevaron el asunto a los tribunales.

El Ayuntamiento aseguró ayer en una nota de prensa que el Distrito del Eixample ya abrió el mayo de 2009 un primer expediente de disciplina urbanística al comprobar que la residencia funcionaba como hotel. Según el Consistorio, entonces se acordó que se solventaría la situación implantando un registro de las personas alojadas y su adscripción deportiva. El pasado 6 de octubre, en una inspección se comprobó que se había cumplido el pacto y que la residencia no se anunciaba como hotel. Sin embargo, una nueva inspección del pasado mes de abril, tras la denuncia de los vecinos, permitió que los servicios técnicos del distrito comprobasen que las personas alojadas no estaban debidamente acreditadas, por lo que se abrió el expediente que ahora ha desembocado en el precinto.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS