Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ruanda lamenta el "desafortunado" plantón de Zapatero a Kagame

El presidente no recibe en La Moncloa al líder africano acusado de genocidio

La ministra de Asuntos Exteriores ruandesa, Louise Mushikiwabo, expresó en términos diplomáticos su malestar por el plantón del jefe del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, a su presidente, Paul Kagame. "Que Zapatero no esté aquí es desafortunado, pero no va a impedir que Kagame" siga implicado en el Grupo de Impulsores de los Objetivos del Milenio, que el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, creó en mayo pasado, con Zapatero y Kagame como copresidentes. Tras recordar que el objetivo de la visita a Madrid del mandatario ruandés no era entrevistarse con su homólogo español, atribuyó a razones de política interna la decisión de Zapatero de evitar a Kagame. "Sabemos que no son tiempos fáciles para la economía y el liderazgo de vuestro país", declaró a los periodistas.

Moratinos: "Hace 15 días que acabó la presidencia de la UE, ¡menos mal!"

El ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, le comunicó el jueves por la tarde que la cita se trasladaba desde el palacio de la Moncloa a un lujoso hotel de Madrid -un escenario paradójico para un encuentro centrado en la lucha contra la pobreza- y que Zapatero no participaría, después de que siete partidos le hubieran pedido que no lo hiciera.

A petición de Ban Ki-moon, el presidente español recibió ayer tarde a varios participantes en la reunión preparatoria de la cumbre prevista en septiembre en Nueva York, aunque sólo tras asegurarse de que Kagame no acudiría. Zapatero y Kagame coincidieron en enero en una cumbre en Addis Abeba (Etiopía), pero no se entrevistaron.

En 2008, el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu imputó a 40 militares ruandeses por delitos de genocidio y lesa humanidad -incluidos los asesinatos de cuatro españoles- y aseguró tener "indicios" para actuar también contra Kagame. No lo hizo por la inmunidad que tiene como jefe de Estado.

La ministra ruandesa tachó de "falsas" estas acusaciones, que atribuyó a una "campaña" de sus enemigos, y aseguró que Kagame es "el hombre que paró el genocidio" y ha construido Ruanda en los últimos 16 años.

En declaraciones a la Cadena SER, Ban Ki-moon evitó comentar las acusaciones contra Kagame y justificó su elección para copresidir el grupo sobre los Objetivos del Milenio: "Ruanda es uno de los pocos países de África que han hecho progresos importantes en la reducción de la mortalidad maternal e infantil".

"Ojalá hubiera no solo personas sino instituciones y empresas de todo el mundo que quisieran potenciar su imagen pública e incluso sacudirse un cierto complejo de culpa a través de estas acciones", dijo el actor Antonio Banderas, embajador de buena voluntad de la ONU.

Moratinos pasó por alto el tema, pero subrayó el empeño por mantener la apuesta por los Objetivos del Milenio durante la presidencia española de la UE que acabó hace 15 días, "¡menos mal!", apostilló con alivio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de julio de 2010