Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pleno especial sobre el estado de Caja Castilla La Mancha

Aparentemente casi todo es normal. Las Cortes de Castilla-La Mancha celebrarán este jueves un pleno extraordinario para debatir la integración de Caja Castilla-La Mancha (CCM) en Cajastur y la creación del Banco CCM, a instancias del presidente del Ejecutivo regional, José María Barreda. Ahora bien, no parece que esa sesión vaya a ser pacífica. Otro punto del orden del día será la creación de una comisión no permanente de investigación sobre la gestión de esa caja regional, y sus avatares hasta llegar a la intervención de la entidad por parte del Banco de España. Esta propuesta es del Grupo Popular. El PSOE tiene votos suficientes para rechazar esa comisión y así lo harán "a no ser que cambien los argumentos", señalan fuentes socialistas. El PP no oculta que quiere debatir sobre "la pésima gestión" de la entidad quebrada.

Los reproches mutuos entre los dos partidos, PSOE y PP, están asegurados, ya que desde que se produjo la intervención estos no han cesado. Ahora bien, la situación se ha vuelto más explosiva después de las afirmaciones del ex presidente del Consejo de Administración de Caja Castilla-La Mancha, Juan Pedro Hernández Moltó. Este aseguró a este periódico que la presidenta del PP de la región y secretaria general de los populares de toda España, María Dolores de Cospedal, le había exigido en 2007 un puesto para su prometido, y hoy esposo, José Ignacio López del Hierro. En el PP lo niegan.

Evitar escándalos

Lo cierto es que el presidente de la región, José María Barreda, ha convocado este pleno para dar a conocer los pormenores del nacimiento de la nueva entidad financiera. Para Cospedal "la urgencia de Barreda por aprobar la absorción responde a un único objetivo: evitar que se sepan los escándalos que rodean la gestión socialista en CCM".

La dirigente popular reiteró que "sistemáticamente el PSOE ha votado en las Cortes regionales contra la creación de una comisión de investigación". A su juicio, el Gobierno regional sólo quiere tapar "los feos asuntos" que rodean la quiebra de esa entidad.

En el PSOE se lamenta que, "de nuevo", según el secretario de Organización regional, José Manuel Caballero, el PP "quiera enredar y hacer daño a la entidad que nace como ya lo hizo con la Caja". Disputas políticas que rechazaron ayer los secretarios generales de UGT y Comisiones Obreras.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 6 de julio de 2010