La Iglesia cree viable su mini-Vaticano con nuevas correcciones municipales

El Ayuntamiento ya cambió el Plan General en Las Vistillas para autorizarlo

"La Iglesia tiene derecho a edificar su curia en un terreno que es de su propiedad". Además, cree "legalmente viable" el proyecto para construir la sede administrativa eclesial en la Cornisa de San Francisco, si el Ayuntamiento cambia la planificación de la zona que, previamente, ya había modificado para permitir edificarla.

Así lo expresa un portavoz jurídico del arzobispado. Y ello pese a la reciente sentencia en contra del Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

El arzobispado propone que el Ayuntamiento incluya la protección del patrimonio histórico específico de la Cornisa que la sentencia judicial le demanda. A juicio del portavoz eclesial madrileño, la previa modificación municipal del Plan "contemplaba estos aspectos, pero lo hacía de una manera dispersa y sin precisar un instrumento protector específico que guareciera tal patrimonio".

El PSOE denunció que el PP presentó el proyecto a un concurso europeo

El vecindario presentó en su día un recurso en el que impugnaba el cambio municipal del plan urbanístico. La sentencia ha admitido ahora el recurso. Sin embargo, en la interpretación que el arzobispado hace se insiste en que "la sentencia no da la razón a la Asociación de Vecinos recurrente en nada de cuanto alegaba para impugnarlo". El texto arzobispal especifica: "Es correcta esa modificación (del Plan General) en sus aspectos relativos a: la edificabilidad (26.000 metros cuadrados) que se concede; a la justificación de los usos religiosos a los que iría destinada esa edificabilidad; respecto a la ausencia de impacto medioambiental o de otra índole, de relevancia en el barrio; sobre la protección de los jardines del Seminario y del parque de la Cornisa o, por último, las cesiones para aprovechamiento lucrativo o para dotaciones locales".

No obstante, el arzobispado admite que "a pesar de tal conformidad y adecuación, el Tribunal sí ha apreciado carencias en la tramitación administrativa de la modificación (municipal) en lo concerniente a la protección del patrimonio histórico".

El arzobispado "espera de la Administración competente (el equipo municipal de Gobierno) subsane tales requisitos de carácter meramente formal, para que un proyecto tan beneficioso para la ciudad como el que afecta a San Francisco y la Cornisa pueda ser definitivamente llevado a cabo". El portavoz eclesial remarca que la curia tendrá una "función social, porque albergará a Cáritas, 14 delegaciones diocesanas, vicarías, bibliotecas y archivos parroquiales, entre otras dependencias hoy dispersas por Madrid".

Se da la circunstancia de que el equipo municipal de gobierno del PP presentó meses atrás el proyecto dotacional de la Cornisa a un concurso europeo anual de arquitectura. David Lucas, portavoz socialista en el Ayuntamiento, denunció este aval municipal por entender que era una toma de postura ilegal antes de que el recurso vecinal fuera resuelto por el Tribunal, como así ha sido ahora.

Fuentes técnicas independientes consultadas ven en el origen de este litigio una divergencia profunda: mientras las organizaciones vecinales y ciudadanas consideran la silueta de Madrid en la Cornisa de Las Vistillas como parte integrante del patrimonio histórico de la ciudad, la Iglesia y el Ayuntamiento de Madrid descartan contemplarla de esa manera.

El Ayuntamiento todavía no ha decidido si recurrirá o no la sentencia del TSJM, aunque la decisión final, más allá de los aspectos jurídicos y de la opinión de los técnicos, dependerá de lo que establezca la Junta de Gobierno.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 29 de junio de 2010.

Lo más visto en...

Top 50