Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Tragedia en Castelldefels

"Hoy es un día de duelo para la localidad y para toda Cataluña"

El trágico accidente ferroviario de Castelldefels se tradujo en una oleada masiva de pésames para las familias de las víctimas. El presidente de la Generalitat, José Montilla, decretó el luto oficial y lamentó que "una noche de celebración se convirtiera en tragedia". "Hoy es un día de duelo para Castelldefels y toda Cataluña", proclamó el alcalde de la localidad, Joan Sau. El edil recibió por la mañana la llamada del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

Por la tarde, Zapatero mandó desde Libia un mensaje de condolencia, informa Natalia Junquera: "El Gobierno siente el dolor de las familias y de los heridos, a los que deseo la más pronta recuperación".

El titular de Fomento, José Blanco, se desplazó a Castelldefels por la tarde tras presidir una reunión de ministros de Transporte en Bruselas: "La pérdida de vidas humanas siempre es dolorosa pero más cuando son personas que tienen toda la vida por delante".

Las muestras de condolencias llegaron de todas partes. El papa Benedicto XVI expresó "su sentido pésame" a través de una carta remitida al obispo de Sant Feliu de Llobregat por el nuncio Renzo Fratini. Benedicto XVI aseguró que rezará por los fallecidos y la recuperación de los heridos. La Familia Real también extendió sus plegarias para las víctimas de la tragedia ferroviaria. El rey Juan Carlos suspendió incluso la recepción por su onomástica en señal de duelo.

José Manuel Durão Barroso, presidente de la Comisión Europea, envió un mensaje a Zapatero expresándole el pésame. "Es una tragedia y me suscita una conmoción especial", dijo Barroso. Teófilo Serrano, presidente de Renfe, aseguró que estaba "muy impresionado por el siniestro".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 25 de junio de 2010