Lanzado con éxito el primer cohete privado del nuevo plan de la NASA

El primer lanzamiento del Falcon 9, uno de los nuevos cohetes privados que la NASA planea utilizar para llevar cargas a la Estación Espacial Internacional (ISS) y tal vez astronautas después, ha dado un respiro al presidente Obama, cuyo plan espacial está recibiendo duras críticas. El cohete despegó a última hora del viernes desde la base espacial de Florida y realizó sin contratiempos el vuelo de prueba, tras solucionar algunos fallos menores de útlima hora.

Está previsto que el Falcon 9, de la empresa SpaceX, y el Taurus II, de Orbital Sciences, sean los cargueros de la ISS cuando estén listos, varios años después de que los transbordadores espaciales dejen de volar. Mientras tanto, se utilizarán naves rusas. Obama decidió cancelar el programa equivalente que estaba desarrollando la NASA, el Constellation.

"Felicidades a Space X por el lanzamiento de su vehículo Falcon 9", ha dicho el director de la NASA, Charles Bolden, en un comunicado. "Es un hito importante en el proyecto de transporte comercial y sitúa a la empresa un paso más cerca de proporcionar servicios de carga para la Estación Espacial Internacional". Este mismo año se realizará el primer lanzamiento de prueba del Falcon 9 bajo contrato con la NASA.

Primer lanzamiento de un cohete Falcon 9 desde la base de cabo Cañaveral (Florida).
Primer lanzamiento de un cohete Falcon 9 desde la base de cabo Cañaveral (Florida).EFE

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS