Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rafael da la cara por segunda vez en 'El cirujano'

"Siempre he sabido que yo tenía lo mío y era distinto a los demás chavales. Nunca me ha hecho daño mirarme al espejo, siempre he pensado que el físico es secundario. Y hay que tirar para delante porque hay que vivir con lo que a uno le ha tocado y con lo que uno tiene".

Oír a Rafael enternece irremediablemente. Hace un mes, este sevillano de 34 años dio un paso muy valiente: compareció ante los medios para, nunca mejor dicho, dar la cara y mostrar su rostro recién trasplantado. La imagen, muy impactante, dio la vuelta al globo. El segundo trasplantado de cara de España se convertía así en el primero en comparecer ante los flashes. Quienes vieron la imagen quedaron impresionados. Rafael, un forofo del Betis de carácter extrovertido y alegre, estaba pletórico. Pero, ¿cómo era Rafael antes de la intervención?

Hoy (23.15), justo un mes después de su aparición pública y dos días antes de que se celebre el Día Mundial de los Trasplantados (6 de junio), Cuatro emite el reportaje El cirujano: El rostro del milagro, en el que el propio Rafael, sus amigos, su familia y el cirujano Tomás Gómez Cía, que coordinó la operación en la que participaron 35 profesionales, cuentan el caso de este paciente del hospital Virgen del Rocío en Sevilla.

En el reportaje de la productora Pulso TV (After hours, I love Escassi), Rafael habla de su enfermedad congénita, neurofibromatosis tipo I, que sufre desde la infancia, y muestra fotografías de su vida, desde la niñez a la edad adulta, en las que se aprecia el deterioro de su rostro, lleno de diminutos quistes benignos que le han obligado a pasar por quirófano hasta 16 veces y dificultado de forma creciente su existencia.

No es la primera vez que Cuatro y Pulso TV retratan un caso similar. Ya siguieron el caso del primer trasplantado español, pero en aquella ocasión el paciente no quiso participar en el reportaje.

"Rafael, sin embargo, no dudó en comparecer ante la cámara", dice Mariano Blanco, director de Programas de Cuatro. "Él cree que con su ejemplo puede ayudar a que más gente se decida a hacer donación de cara, a las que más se resisten los familiares".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 4 de junio de 2010