Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gobierno y PNV logran un acuerdo de mínimos sobre el plan de Convivencia

Celaá y Egibar coinciden en que la comunidad educativa "puede estar tranquila"

El Gobierno y el PNV alcanzaron ayer finalmente un acuerdo de mínimos en torno al plan Convivencia Democrática y Deslegitimación de la Violencia que le garantiza un traslado pacífico y limpio de polémica a los centros escolares a partir del próximo septiembre. Sus responsables recibirán el documento antes de finalizar el presente curso, según indicaron a EL PAÍS fuentes de Educación.

Si en algo se mostraron coincidentes ambas partes en sus comparecencias por separado al término de la reunión de ayer de sus comisiones negociadoras, fue justamente en enviar ese mensaje de "tranquilidad" a la comunidad educativa. La consejera de Educación, Isabel Celaá, y el portavoz parlamentario del PNV, Joseba Egibar, cabeza de la delegación de su partido, emplearon casi la misma frase: "La comunidad educativa puede estar tranquila". "Se han producido avances importantes, sobre todo en el ámbito educativo, en línea con las demandas del Consejo Escolar", dijo Egibar. "Estamos contentos" de esos avances, agregó, pese a que eludió en todo momento usar el término "acuerdo". Para Egibar, las expresiones "acuerdo suficiente y razonable" utilizada por Celaá o "acuerdo de bases" que usó el portavoz parlamentario socialista, José Antonio Pastor, en la comparecencia previa de la delegación del PSE eran "estimaciones" del Ejecutivo y el partido que lo apoya. El dirigente peneuvista dejó claro que el texto no es el que habría elaborado su formación de tener "responsabilidades de Gobierno".

Egibar califica de "estimación" socialista considerar "suficiente" el pacto

Los colegios recibirán el texto antes de finalizar el presente curso

El documento final, que será aprobado por el Consejo de Gobierno el próximo día 8 y defendido por el lehendakari en el Parlamento tres días después, cuanta también con el respaldo del PP, pese a que su portavoz en la Cámara, Leopoldo Barreda, destacó igualmente que no es "al cien por cien" el que los populares hubiesen redactado. Barreda, quien desde el primer momento dijo ver "margen" a un acuerdo con el PNV, afirmó ayer que no comprende la "escenificación de un mes" hecha por ese partido, que leyó en clave de "ajustes internos" entre sus distintas sensibilidades.

El plan llegará así a los colegios con un consenso notable de las fuerzas parlamentarias, bastante mayor que el que acompañó al que puso en marcha el Gobierno de Ibarretxe, según destacó la consejera. El PP denostó aquel texto y el PSE mantuvo una distancia crítica, que Pastor atribuyó ayer "no tanto a lo que decía, como a lo que no decía o decía de manera insuficiente". Son esas carencias las que ahora quedan subsanadas y el nuevo título del plan indica cuáles eran.

Celaá destacó que el texto recoge los "principios rectores y objetivos del Gobierno", el plan de Educación para la Paz anterior y las aportaciones de 18 colectivos, singularmente del Consejo Escolar. De todas las acciones que encomienda a distintos departamentos del Ejecutivo, ocho proceden del plan anterior, 28 reformulan otras también anteriores y el resto son nuevas, explicó.

Egibar valoró que se admita la validez de ese plan, que se elimine "cualquier adoctrinamiento constitucional" y se asuma la autonomía de los colegios y la centralidad del alumnado, y no de las víctimas, en el proyecto educativo, dos aspectos que Celaá y Pastor estimaron siempre presentes en el borrador inicial. "Hemos logrado que el documento nada tenga que ver con la propuesta inicial del Gobierno", enfatizó Egibar.

Rápida tramitación

El Ejecutivo aprobará el plan en la reunión del Consejo de Gobierno del martes próximo. El viernes 11, el lehendakari López lo presentará y defenderá en el Parlamento, en un debate de fijación de posturas por los grupos, pero sin votación, al igual que ocurrió con el plan del Ejecutivo anterior. El Departamento de Educación enviará ya a los centros el nuevo texto, que empezará a aplicarse en septiembre

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 1 de junio de 2010

Más información