Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Tecnología

Inteligentes de bajo coste

Telefónica lanzará el 1 de junio Yvy, un terminal para popularizar Internet en un móvil apto para todos los bolsillos

Los teléfonos inteligentes o smartphone se han convertido en los móviles de moda. Permiten navegar por Internet, enviar correos electrónicos, localizar una calle o descargarse contenidos y aplicaciones. Tienen las prestaciones de un ordenador pero caben en el bolsillo de la chaqueta. Pero no todos los bolsillos se pueden permitir adquirir uno de estos terminales que, como el iPhone de Apple, el Omnia de Samsung o los Nseries de Nokia, cuestan más de 300 euros. Por eso, fabricantes y operadores se están esforzando por crear un smartphone de bajo coste, que popularice la conexión a Internet móvil.

En esa línea, Telefónica y Huawei presentaron ayer en Shenzhen (China), Ivy, el primer smartphone táctil de bajo coste que se comercializa en el mercado. A partir del 1 de junio, el terminal del fabricante chino saldrá gratis para todos los clientes que contraten una tarifa plana de datos o procedan de otra compañía y costará como máximo 95 euros para los que no quieran ninguna atadura. Para ganarse aún más el favor popular, Ivy será el primer móvil que permitirá desactivar la conexión a Internet y dejar sólo la gratuita en una red wifi disponible, para evitar así sustos en la factura.

Más allá del reclamo comercial, se trata de un movimiento estratégico que casi todos los operadores (Vodafone prepara un lanzamiento similar este verano) van a replicar. Y es que como señaló ayer Kevin Tao, responsable de terminales de Huawei, la abundancia de servicios y la rapidez de descargas que ofrecen las nuevas redes ha hecho que los operadores busquen llegar a un público masivo que haga de su móvil una tienda donde comprar todo tipo de aplicaciones.

Frente a un mercado en recesión, las ventas de los smartphones han crecido un 50% en el primer trimestre de este año y a finales de 2010 se habrán vendido más móviles inteligentes que PC.

En esta fiesta no podía faltar Google. Su sistema operativo para móviles Android, abierto a todos los desarrolladores y con actualizaciones gratuitas, está arrasando como en su día lo hizo el Windows de Microsoft en los ordenadores. Y es que, como apuntó Luis Ezcurra, director de Terminales, Procesos y Proyectos de Telefónica España, la mitad de los nuevos smartphone que se venden ya van equipados con el Android, que se ha ganado el favor de los fabricantes salvo los que tienen sistemas propios como Nokia (Symbian), Apple o RIM (Blackberry).

Los smartphone solo representan actualmente el 14% del total de terminales que se venden, pero generan más del 90% del tráfico. Además de su coste, el que los adquiere debe contratar una tarifa plana de datos que, como mínimo, supone 15 euros al mes (más IVA).

También para evitar esa carga, los operadores van a lanzar el pago por uso, que, en el caso del Ivy de Movistar permite la navegación de un euro por día, desactivando cuando se prefiera la conexión. Los estudios apuntan a que en 2014 la conexión a Internet será mayoritariamente a través del móvil. Y ese es un mercado que nadie quiere perderse.

El Ivy cuenta con una pantalla táctil de 2,8", dos teclados virtuales -Android y TouchPal- a elegir, GPS, las aplicaciones YouTube, Gmail y Google Maps, cámara de 3,2 megapíxel, tarjeta de memoria de 2GB y conexión bluetooth y wifi.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 26 de mayo de 2010