Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Cuántos funcionarios públicos hay? Nadie lo sabe con exactitud

Los empleados públicos suponen entre un 10% y un 20% de los trabajadores

Establecer el número exacto de funcionarios es misión imposible en Grecia. Las estadísticas -en este país hay que cogerlas con pinzas- hablan de que el 10% de la población activa está a nómina del Estado. Pero la realidad parece acercarse al 20%. "Ni siquiera el propio Gobierno lo sabe. ¿Quizás unos 670.000 funcionarios?", afirma Jristos Staikuras, diputado de Nueva Democracia (ND).

Nadie niega que la función pública está hipertrofiada: en el Parlamento griego, donde se sientan 300 diputados, hay 1.700 empleados, es decir, casi seis por escaño, muchos de ellos contratados por nepotismo o por clientelismo. Mientras, las empresas y entidades públicas se han multiplicado, y en ocasiones ofrecen un mismo servicio. Por ejemplo, en el área metropolitana de Atenas, el transporte ferroviario depende de tres compañías distintas, una para el metro, otra para el tren ligero y una tercera para el tranvía. "Entre 2004 y 2009, se han creado en Grecia 75.000 puestos en la Administración y 300 organismos públicos nuevos", recuerda el economista Gianis Sturnaras.

Junto a los pensionistas, es el grupo que va a sufrir más ajustes

El funcionariado griego va a ser, junto con los pensionistas, el colectivo más afectado por el plan de ajuste del Gobierno. En la escuela pública, muchos docentes se quejan de la mala situación en la que se encuentran y la falta de medios. "Hemos perdido el tren de la economía del conocimiento, del I+D. En la educación hay mucho dinero en juego, y me refiero al enorme sector privado, porque la escuela pública va a convertirse en un reducto para pobres e inmigrantes. Hay una difamación de lo público, y esa es la consecuencia más grave, puede que irreparable, de la crisis. Somos un país de favores, no de derechos", explica Basilis Basiliu, profesor de literatura de Secundaria.

Un maestro de Primaria gana unos 1.300 euros netos al mes; uno de Secundaria, alrededor de 1.800; un ayudante en la Universidad ronda los 2.000. La Administración está inflada desde hace años, pero en la última década los Gobiernos, tanto del Pasok como de ND, han aumentado hasta un 58% la cuantía de los complementos salariales de los funcionarios, que alcanzan más de 30 tipos.

"Cuando el Gobierno habla de recortar los sueldos a los funcionarios hasta un 16%, se olvida de decir que los complementos salariales sufrirán una reducción aún mayor, entre el 30% y el 40% en algunos casos", denuncia Ilias Vretakos, vicepresidente de Adedy (Unión de Confederación de Funcionarios), uno de los dos mayores sindicatos griegos.

En Atenas, caen abundantes cócteles molotov en torno al Parlamento, alrededor del cual se distribuyen la mansión presidencial, la sede del primer ministro, la patronal y los principales ministerios. Al bar de los diputados no llega el runrún de la calle, sólo los trinos de los pájaros. Pero sus señorías no se sienten a salvo, y no precisamente por la crisis, que recortará su sueldo desde junio 1.500 euros al mes. Hay un problema mayor: la necesidad de un nuevo modelo de país, otra forma -viable- de hacer política.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 16 de mayo de 2010