Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:ECOLOGÍA

Cuatro estudiantes lanzan una base de datos para salvaguardar la naturaleza

NOAH se basa en una aplicación gratuita para el iPhone y pronto se podrá descargar en otros móviles - El internauta registra cualquier forma de vida, integrándose automáticamente en un mapa interactivo de la Tierra

En la era de la Web 2.0 el paradigma es la participación. Cada vez más conectados a través de nuevas interfaces tecnológicas móviles, vivimos rodeados de identidades virtuales que twittean compulsiva e indiscriminadamente sus pensamientos, fotos o mensajes. Para encontrar una salida constructiva a toda esta necesidad de compartir información, Yasser Ansari, Martin Ceperley, Bruno Kruse y Peter Horvath, cuatro estudiantes de la Universidad de Nueva York han creado NOAH (Networked Organisms and Habitats), una aplicación para que todos contribuyan de forma activa a la salvaguarda de la naturaleza y la diversidad medioambiental.

El proyecto NOAH (acrónimo en inglés de Red de Organismos y Hábitat) pretende crear una base de datos mundial compartida, que reúna la información sobre todos los organismos vivientes, ya sea flora, fauna u otras formas de vida. La participación empieza descargando la aplicación gratuita para el iPhone desde la tienda App Store.

"La aplicación ya ha sido descargada desde 40 países. Ahora estamos desarrollando una aplicación para Android y, más adelante, la trasladaremos a otras plataformas, incluida toda clase de teléfonos móviles", indica Ansari en nombre de los cuatro jóvenes desarrolladores. Mientras tanto, aquellos que no posean un iPhone y quieran contribuir, pueden hacerlo a través de una simple cuenta de correo Gmail y la web del proyecto.

El objetivo es que los internautas de todo el mundo dejen constancia a través sus fotografías de la variedad biológica del entorno en el que viven, para que esta información sirva de estímulo para conocer mejor y proteger el medio ambiente.

Toda forma de vida, sean plantas comunes o desconocidas, bichos raros o animales domésticos, insectos o especímenes varios, se sube a la web del proyecto, integrándose automáticamente en un mapa interactivo de la Tierra, de modo que todos los datos resulten rápida y fácilmente visualizables.

El proyecto se probó a finales de febrero y se lanzó públicamente durante la semana de la tierra (Earth Week), que se celebró del 22 al 29 de abril. "NOAH es nuestro proyecto de graduación del Interactive Telecommunication Program, un curso de posgrado cuya misión es explorar el uso imaginativo de las tecnologías de la comunicación y cómo pueden incrementar, mejorar y enriquecer la calidad de la vida. Sin embargo, después de la graduación, pensamos dedicarnos a su implementación al 100%", asegura Ansari.

En la primera semana la iniciativa ha recogido alrededor de 2.000 contribuciones. Además de la ubicación y breve descripción del animal o vegetal recopilado, el internauta está invitado a añadir toda la información posible.

"En general, queremos contribuir a que la gente preste más atención a las formas de vida natural que le rodean y aprenda compartiendo sus hallazgos e involucrándose en los debates del foro. Por lo que se refiere a la comunidad científica, esperamos que nuestros datos sean útiles y contribuyan a proteger organismos y ecosistemas amenazados en cualquier parte del mundo", afirman.

Monitorear las mariquitas

Los autores del proyecto, ya están trabajando con varias instituciones naturalistas norteamericanas para la protección y el estudio de mamíferos, insectos, setas y plantas.

Entre otras han colaborado con el Project Squirrel, para ayudarles a recopilar los avistamientos de ardillas y cartografiar sus comunidades; y el Lost Ladybug Project, para que la gente fotografíe e informe sobre la población de mariquitas en Estados Unidos. Ya llevan más de 5.000.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 13 de mayo de 2010