Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La implantación del sistema informático de Sanidad se retrasa

El nuevo sistema informático que Sanidad está instalando en los 424 centros de salud de la región no podrá estar listo para el verano, como estaba previsto. Los problemas que han ido apareciendo a medida que se incluían más ambulatorios han obligado a reducir el ritmo de implantación. Sólo se están sumando dos nuevos centros a la semana, cuando se preveía que fueran seis. "No llegamos a fin de año", admitió ayer la directora general de Atención Primaria, Patricia Flores. "Tiene que primar la calidad por encima de la cantidad".

Flores admitió ayer los problemas y los errores que ha estado dando el sistema de gestión clínica AP-Madrid, que, a diferencia del actual, está centralizado en una única base de datos que permite consultar los historiales desde cualquier parte. Es, junto con la receta electrónica, la gran apuesta informática de la legislatura. La Consejería de Sanidad negó al principio que el sistema fallara -son paradas programadas, llegó a decir-, pero cuando se produjeron varias caídas prolongadas que obligaron a los médicos a volver al lápiz y el papel tuvo que reconocerlo.

Los médicos de los centros de salud han denunciado que el programa se cuelga, es lento, comete errores en la posología de la medicación e imposibilita hacer recetas a pacientes crónicos. Los dos últimos fallos se han solucionado. Flores aseguró ayer que los dos primeros también, pero en el foro de Internet Afectados por AP-Madrid los facultativos han seguido alertando de problemas esta semana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 8 de mayo de 2010