Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Análisis:DESDE EL PARQUÉ | Mercados

Los precios bajos atraen a los compradores

El ambiente que se respira en los mercados de valores continúa cargado de elementos negativos, aunque los volúmenes negociados y la volatilidad indican que hay compradores a determinados precios.

Ayer fue otra agencia de calificación de riesgo, Moody's, la que recordó a los inversores que la periferia sigue en su punto de mira, al anunciar que ha puesto en revisión a Portugal para estudiar una posible rebaja en su deuda.

Las reacciones no se hicieron esperar y la Bolsa española se vio inmersa otra vez en un proceso vendedor importante, al tiempo que arreciaban las presiones sobre el bono español en el mercado de deuda.

El Ibex 35, que abrió la sesión con una discreta subida, pasó en pocos minutos a perder más del 3%. En esos momentos, los valores bancarios volvían a ser el blanco preferido de la presión vendedora, con lo que las acciones de Santander llegaron a bajar el 5,46%, las de BBVA el 6,27% y las del Banco Popular el 9,49%.

A esos precios aparecieron compradores de largo plazo, posiblemente gestores de carteras, que vieron en la rentabilidad por dividendo de esas acciones una buena opción de compra, con lo que el Ibex 35 recuperó altura sin demasiados problemas. Poco antes del cierre volvió a aumentar la presión vendedora, ante la indefinición del mercado estadounidense, con lo que el Ibex 35 alcanzó el mínimo intradía en 9.505,70 puntos, con una caída del 3,58%. El final de la sesión discurrió ya más tranquilo y la pérdida final del Ibex 35 fue del 2,27%, con lo que acumula una caída anual del 19,30%.

En el mercado de deuda, la rentabilidad del bono español a 10 años subió hasta el 4,24%, mientras que el bund alemán sigue actuando de refugio y su rentabilidad bajó hasta el 2,87%.

Para algunos observadores resulta curioso que los ataques a la deuda y a la renta variable españolas coincida con los primeros datos de recuperación, como son el incremento de la producción industrial en marzo y la revisión de la UE del PIB previsto para este año, que ahora se espera que baje sólo el 0,4%, en lugar del 0,6% previsto con anterioridad.

Como el día anterior, la contratación fue muy alta en el Mercado Continuo, en el que alcanzó los 9.861,02 millones de euros, con 4.996,23 millones en el "mercado abierto".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 6 de mayo de 2010