Reportaje:

El tesoro más desconocido

Una restauración integral devolverá su esplendor al monasterio gótico de Sant Jeroni de la Murtra, en Badalona

La restauradora Marta Rebora da los últimos retoques a las pinturas de uno de los arcos góticos del claustro del monasterio de San Jeroni de la Murtra, en Badalona.Ha pasado tres meses eliminando las capas grises que durante siglos han ocultado las pinturas originales del siglo XV, que han conservado sus vivos colores. El silencio en el que ha realizado este trabajo de precisión sólo se ha visto interrumpido por la campana de un reloj que cada 15 minutos recuerda que el tiempo tampoco se detiene en esta zona aislada de la sierra de la Marina donde crecen pinos, robles, encinas y mirtos (murtra en catalán) como el que hay en uno de los ángulos del claustro y que dio nombre al monasterio. "En Sant Jeroni hay una atmósfera mágica; parece que siempre están vigilándote", asegura esta joven italiana desde lo alto de un andamio mientras señala con su pincel dos esculturas de piedra que parecen asomarse desde la base de los arcos. "Son los Reyes Católicos, Isabel y Fernando, que pagaron la construcción de estos arcos en el siglo XV", asegura.

Una encuesta situó el cenobio como el bien más querido por los baladonenses

Más información

No son las únicas figuras. En los arcos del claustro se conservan más de 60 esculturas de monjes, mercaderes y personas vinculadas al monasterio. "Es una galería de retratos en piedra del siglo XV, entre ellos dos que representan a Cristóbal Colón, que pasó por aquí después de su primer viaje a América", explica Jaume Aymar, responsable de Amics de Sant Jeroni de la Murtra, la asociación que ha financiado los 7.500 euros necesarios para pagar la restauración del arco y todos los trabajos realizados hasta ahora. Este año, coincidiendo con la capitalidad cultural de Badalona, el Ayuntamiento de la ciudad ha encargado un plan director que permitirá abordar las necesidades del monasterio y realizar una restauración integral del conjunto. "Será un análisis del estado de conservación del edificio y de su situación jurídica, y marcará una hoja de ruta para rehabilitarlo", asegura el alcalde, Jordi Serra. "Con él conoceremos las prioridades y podremos buscar financiación, ya que el proyecto sobrepasa las posibilidades de Badalona", subraya el concejal de Cultura, Mateu Charmeta.

En Badalona muchos conocen Sant Jeroni y lo incluyen en sus rutas por los alrededores de la ciudad. En marzo, el monasterio resultó vencedor de una encuesta en la que los ciudadanos votaron cuál era el tesoro más preciado de Badalona, marcando diferencia con respecto a las ruinas romanas de Baetulo. "Aquí somos conscientes de que tenemos una joya gótica, pero fuera de esta ciudad es un auténtico desconocido; es el momento de cambiar y potenciarlo", dice Charmeta.

Mientras el plan director comienza a aplicarse, Amics de la Murtra, que desde 1981, además de conservar el edificio, gestiona una hospedería sucesora de las dos que tenían los monjes jerónimos hasta su expulsión en 1835, tiene claro cuáles son las necesidades más urgentes: "restaurar la torre de defensa, el ábside de la iglesia y algunas cubiertas que están en mal estado", explica Aymar. "Pronto comenzarán los trabajos en el resto de los arcos de la galería de los Reyes Católicos y la restauración de una de las capillas de la iglesia", señala este historiador, que además es sacerdote en dos parroquias de Badalona.

Sant Jeroni es Monumento Histórico-Artístico de Interés Nacional desde 1975. "Los trabajos que se están realizando son correctos y es una forma de avanzar y de hacer pedagogía, ya que pueden servir para mostrar sus posibilidades", indica Charmeta.

La restauradora Marta Rebora da los últimos toques a su trabajo en el claustro del monasterio.
La restauradora Marta Rebora da los últimos toques a su trabajo en el claustro del monasterio.JOAN SÁNCHEZ
El conjunto, localizado en la Sierra de la Marina de Badalona, fue fundado en 1416 y su construcción contó con el aporte económico de reyes como Juan II (el refectorio), los Reyes Católicos (una de las galerías del claustro), Carlos I (algunas de las celdas de los monjes y la iglesia hoy destruida), y Felipe II (la torre prioral de ocho plantas).
El conjunto, localizado en la Sierra de la Marina de Badalona, fue fundado en 1416 y su construcción contó con el aporte económico de reyes como Juan II (el refectorio), los Reyes Católicos (una de las galerías del claustro), Carlos I (algunas de las celdas de los monjes y la iglesia hoy destruida), y Felipe II (la torre prioral de ocho plantas).JOAN SÁNCHEZ

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 05 de mayo de 2010.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50