Reportaje:Talentos

La mejor jugada de Dock Ellis

El ilustrador James Blagden realiza un corto animado del 'pitcher' que logró su hazaña tras tomar LSD - La cinta arrasa en YouTube y puede ganar un Webbby

El 12 de junio de 1970, Dock Ellis, pitcher de los Pittsburg Pirates se despertó en la casa de una amiga de un amigo en Los Ángeles. Convencido de que tenía el día libre, se tomó otra dosis de LSD -llevaba ya dos días de fiesta-, hasta que su colega apareció en la habitación y le anunció que en unas horas debía jugar un partido en San Diego. Ellis se subió a un avión rumbo a sus compromisos deportivos y horas más tarde saltó al terreno de juego bajo los efectos psicotrópicos del ácido. Logró un no-hitter, o sea, que ningún bateador del equipo contrario alcanzó siquiera a golpear la bola.

En 1984, Ellis admitía lo que todos sus compañeros aquella tarde sabían -el mismo catcher tuvo que utilizar cinta fluorescente entre los dedos para tratar de que consiguiera fijar su vista y parte de su mente en sus indicaciones-: que había jugado hasta arriba de LSD. En 2008 fallecía víctima de una cirrosis y dos años después la agencia neoyorquina No Mas, junto al ilustrador James Blagden, convertía su hazaña en Dock Ellis and The LSD No-No , un corto animado de poco más de cuatro minutos de duración que lograba más de 10 millones de visitas en YouTube. La película se encuentra nominada a los premios Webbby, algo así como los Oscar de la red. La lista de ganadores se hará pública mañana.

James Blagden nació hace 28 años en Colorado. Inspirado por los cómics de la Marvel, el feísmo inconformista de Robert Crumb y la sinceridad de Barrio Sésamo, arrancó una carrera como ilustrador que le ha llevado a colaborar con publicaciones como The New York Times o firmas de moda como Uniqlo. Hasta su encuentro con No Mas, entidad dirigida por Christopher Isneberg y cuya actividad gira alrededor de la conexión entre arte, moda y deporte, Blagden, como él mismo recuerda, se dedicó "a explorar los límites de los estereotipos raciales desde un punto de vista nada contaminado por la corrección política".

A partir del éxito de un concursante asiático en American idol y de cómo su carácter sirvió para que gran parte de la sociedad norteamericana se reafirmase en la idea de que todos los de su raza son bonachones hasta la idiotez, el ilustrador creó una serie en la que se presentaba a los negros como ruidosos y obscenos o a los blancos como el demonio. "El más fácil fue el de los blancos", recuerda. "Sólo tuve que pensar en la serie Friends y rápidamente su maldad se manifestó".

Al entrar en contacto con Isenberg, Blagden empezó a introducir el deporte en su discurso. Una camiseta con la vieja estrella de la NBA James Barkley junto a Godzilla y una ilustración con unos jugadores de fútbol americano fumando puros acompañados de prostitutas en una habitación de hotel marcaron, en cierto modo, la génesis del cortometraje sobre Dock Ellis. "Siempre nos ha gustado el trabajo de James y pensamos que sería ideal para convertir en película la maravillosa historia de Dock Ellis", recuerda Isenberg. "El éxito nos llena de orgullo y tenemos a todos los amigos y familiares votando desde hace semanas".

Con un trazo y un movimiento más propio del cómic que de la animación contemporánea y un inteligentísimo uso del color, la pieza resulta una logradísima traducción visual de una historia hilarante. "Nominados como No Mas y James Blagden están sentando las bases de la innovación y la creatividad en Internet", comentaba David Michel Davies, director ejecutivo de los Webby, al respecto del corto. "Es un logro increíble conseguir ser finalista cuando se han presentado más de 10.000 candidatos". En la actualidad, Blagden y No Mas ultiman los detalles de tres viñetas ilustradas más que llevarán el título de Straight out of L.A. Los cortos narran el ascenso y caída del equipo de fútbol americano Los Angeles Raiders y sus paralelismos con el nacimiento del hip hop de la costa oeste.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 03 de mayo de 2010.