Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La huelga en RTVE obliga a emitir espacios grabados

En menos de dos meses, los trabajadores de RTVE le han declarado dos huelgas de 24 horas al presidente de la corporación, Alberto Oliart, contra la externalización de los servicios. La primera, el 3 de marzo; la segunda, ayer. Los sindicados han acudido divididos a este paro y eso se ha reflejado en el seguimiento. APLI, Alternativa, USO y CGT estimaron el respaldo en el 65% de la plantilla; CC OO y UGT rebajaron la cifra al 48%, y la empresa lo situó en el 31%, el dato más bajo en su historia. El 3 de marzo, los sindicatos calcularon un seguimiento del 90% frente al 51% que declaró RTVE.

La huelga tuvo efectos notorios en la parrilla. Salvo los telediarios, más cortos de lo habitual, todos los programas de TVE se emitieron enlatados. Películas y reportajes ocuparon el hueco de espacios en directo como Los desayunos de TVE o La mañana de La 1.

Incrementar la producción propia es una de las principales reivindicaciones. La plantilla rechazó en referéndum el preacuerdo alcanzado por CC OO y UGT que implicaba la recuperación de los contenidos de servicio público, la puesta en marcha de las unidades terrenas en todos los centros territoriales, la revisión de los contratos con las productoras y la reducción del número de directivos. Tanto los sindicatos como la empresa se manifestaron ayer dispuestos a reanudar el diálogo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 1 de mayo de 2010