Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los hosteleros rechazan que la ley Antitabaco permita multarles

Los empresarios se niegan a asumir responsabilidades

"En cualquier caso, rechazaremos cualquier responsabilidad del titular de un establecimiento y sus asalariados cuando un consumidor infrinja la prohibición de fumar". Con tal rotundidad se mostró ayer la Federación de Hostelería del País Vasco, que advirtió de que no dudará en ir los tribunales para defenderse de las multas previstas en la modificación de la Ley de Drogodependencias, más conocida como ley Antitabaco, para el caso de que se fume en sus locales.

Los hosteleros han encargado informes jurídicos para defenderse de las multas. También se plantean recurrir a la justicia si la ley plantea al final diferencias que consideren perjudiciales para sus negocios, -como permitir que en los txokos se pueda fumar, al considerarse lugares privados. "Ante una infracción, el único responsable debe ser el infractor y sobre él debe recaer la sanción", sostuvo el secretario general de la Federación de Hostelería del País Vasco, Ángel Gago. Y añadió: "Si nos imponen ser guardianes [de la ley] nos faltará tiempo para ir a los tribunales".

Pereda: "Puede que sancionemos para mostrar la voluntad de cumplir la ley"

La directora de Drogodependencias, Celina Pereda, explicó ayer a este periódico que los encargados del proceso sancionador serán funcionarios públicos que actuarán como inspectores de trabajo, aunque aún queda tiempo para perfilar el proceso. "Ya hablaremos de cómo se hará esto. Puede que tengamos que sancionar para demostrar la voluntad de cumplimiento de la ley, pero lo que queremos es avanzar hacia el espacio de convivencia", apuntó. "No hay por qué llegar a ese punto. Lanzaremos una campaña de sensibilización ciudadanía en la que el hostelero puede ser un intermediador estupendo", apostilló.

Los hosteleros consideran, al igual que Eudel, la asociación que reúne a los 251 municipios vascos, que ahora no es el momento de modificar la normativa autonómica, teniendo en cuenta que el Gobierno central se halla en pleno proceso de modificar la ley básica estatal que regula el uso del tabaco y ello podría derivar en contradicciones entre ambas.

La directora de Drogodependencia responde que el texto que será entregado al Parlamento vasco no entrará en ningún momento en contradicción con el nacional, puesto que ambas partes han ido intercambiando sus borradores y el texto vasco recoge las líneas básicas del elaborado por el Gobierno central.

La normativa vasca prohibirá el uso de tabaco en todos los espacios públicos cerrados y semicerrados, con algunas excepciones como las cárceles, psiquiátricos o las residencias para la tercera edad.

Los hosteleros han hecho llegar ya sus alegaciones al borrador de la ley a todos los parlamentarios vascos. Esperan que en el debate que se abra en la Cámara sus argumentos cobren fuerza. También hacen una lectura positiva de la postura de Eudel sobre la modificación de la ley actual.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 29 de abril de 2010