Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
La primera crisis del euro

Los ingresos crecen por primera vez en dos años

El IVA mejora un 2,2% hasta marzo

Dos años después de que comenzara la debacle económica, Hacienda ha registrado el primer dato esperanzador de las arcas públicas. Los ingresos fiscales (impuestos directos e indirectos) crecieron un 0,8% en el primer trimestre del año respecto al mismo periodo de 2009. Se trata del primer aumento, aunque tibio, en dos años en que los ingresos del Estado se han desplomado un 36%. El hecho de que el deterioro económico haya entrado en su recta final y las recientes subidas de impuestos explican el cambio de tendencia.

Esa cifra no ha impedido que el déficit del Estado siga creciendo, pues el total de ingresos, más allá de los fiscales, siguió cayendo y los gastos aumentaron, aunque menos que el año pasado. Esa conjunción provocó un déficit de 8.908 millones de euros (un 0,85% del producto interior bruto), todavía superior al del año pasado por estas fechas.

Los pagos a funcionarios suben un 3% por aumentos de plantilla

Los datos divulgados ayer por el Ministerio de Economía y Hacienda permiten a sus responsables sentirse "cómodos con la previsión de ingresos para 2010", explicó el secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña. Tras varios años en que los datos de recaudación descabalaban los supuestos oficiales, la ejecución presupuestaria comienza a ajustarse a lo previsto.

La clave de esa mejora de los ingresos, no obstante, ha residido más en cambios normativos -subidas de impuestos y diferencias en los plazos de cobro y devolución del IVA- que en una mejora económica real. La desaparición de la deducción de 400 euros en el IRPF para casi todos los contribuyentes ha provocado una subida del 3% en las retenciones del trabajo. Y el IVA ha crecido un 2,2% gracias en buena medida a que las devoluciones mensuales puestas en marcha en marzo del año pasado para mejorar la liquidez de los contribuyentes han caído más de la mitad. También a que las arcas están ingresando ahora aplazamientos concedidos en 2009, lo que beneficia la comparación.

El elemento más difícil de explicar en los datos de ejecución presupuestaria es el apartado del gasto. Con un plan de austeridad en marcha que limita considerablemente las posibilidades de expansión, los pagos siguen creciendo con fuerza, un 13,4% respecto al primer trimestre de 2009. Hacienda lo explica principalmente por los cambios en el sistema de financiación autonómica, que eleva las transferencias mensuales a estas administraciones, y por pagos correspondientes al año pasado que se efectúan ahora (por ejemplo, las cotizaciones sociales de los empleados públicos, que se disparan un 59%). También incide el pago de intereses de la deuda, que ha crecido un 23% acorde con el mayor volumen de endeudamiento que se ha producido con la crisis.

A pesar del plan de austeridad, la partida dedicada a pagar a los funcionarios sigue creciendo un 3,3%, que Ocaña explicó como "una inercia" de decisiones anteriores de aumento de plantilla que ahora se reflejan en las cuentas.

En pocos días Hacienda llevará al Consejo de Ministros un plan de ahorro en la Administración que adelgazará las estructuras del Estado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 28 de abril de 2010