Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
El acoso al juez Garzón

Sólo cien falangistas en Madrid

Proclamas amenazantes e insultos en la marcha a favor del procesamiento del juez Garzón y en defensa de la legalidad de la organización ultraderechista

De la mano de su padre, un chaval de unos ocho años cantaba el himno franquista Cara al Sol , mientras su hermano menor ondeaba una bandera falangista que le doblaba en altura. Aún no se sabía la letra, pero, como los otros cien asistentes a la manifestación, elevaba el brazo con el saludo fascista. Terminaba así frente al Tribunal Supremo una protesta que, durante una hora, había recorrido la madrileña calle Génova con cánticos insultantes y ambiente festivo.

Había niños, envueltos en enseñas nacionales, y hombres que se hicieron viejos de repente durante la guerra. Como Antonio López, hijo de un capitán fusilado, que, "al contrario que la mayoría de los de aquí", llevaba en la cartera el carné de cuando la falange era Movimiento Nacional. Con su gorra de "la guardia de Franco", coreaba: "¡Pasamos y vencimos!".

Pese a los intentos de la organización por suavizar las proclamas, hubo improperios y mofas para todos: jueces, políticos de todo pelaje, gentes del cine y, por supuesto, el comunista Santiago Carrillo. Megáfono en mano, un falangista iniciaba los cánticos ante una decena de cámaras de medios españoles y extranjeros. Dentro de la marcha, comentarios de ánimo: "No os peguéis mucho, que somos pocos", "esta noche seguro que salimos en el telediario".

Y tras la caminata, el mitin. Uno de los dirigentes, Ignacio Menéndez, dio gracias irónicas a Pedro Almodóvar, Pilar Bardem y otros por "destapar la caja de Pandora" y sacarlos a la calle. El jefe nacional, Manuel Andrino, amenazó: "Ningún papel administrativo nos impedirá defender España incluso con las armas. (...) De momento no manejamos armas, entonces se tendrán que sentar de igual a igual como con ETA".

Poco antes, una dirigente sugería la posibilidad de "abrir otra vía judicial". Porque la manifestación la había convocado La Falange (10.300 votos en 2004), pero la querella contra Baltasar Garzón la presentó Falange Española de las JONS (14.000 votos en 2008), que precisamente ayer reunía a su Consejo Nacional para responder a su expulsión de la causa, y se desvinculaba de la marcha.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 25 de abril de 2010