Reportaje:

El contraataque de 'El imperio contraataca'

Un libro con material inédito celebra los 30 años del filme

El imperio contraataca se estrenó el 29 de septiembre de 1980 en España. Habían pasado tres años desde que George Lucas soltara la bomba y convirtiera su particular visión de la ciencia-ficción en un evento cinematográfico inmortal. De hecho, los rumores dicen que aún hay ejecutivos dándose cabezazos por culpa de Lucas y de sus planes, que incluían que el director y el productor se quedara con los derechos de merchandising de la saga. La guerra de las galaxias convirtió 1977 en el año cero para muchos cinéfilos, pero no fue hasta la siguiente entrega cuando el mundo entero cayó bajo el embrujo de Han Solo, Luke Skywalker y la princesa Leia.

El imperio... celebra ahora su 30º aniversario y para conmemorarlo (ya se sabe, la mina de oro de las galaxias no se agota nunca) se edita un libro con fotos inéditas, declaraciones de los protagonistas y material que nunca ha visto la luz del sol, incluyendo bocetos de algunos de los personajes y abundante correspondencia interna.

La película sorprendió y existe unanimidad a la hora de considerarla la mejor entrega de la trilogía original. "Más clásica en su estilo, diseño y narrativa" afirmaba el crítico Bruce Westbrook en el Houston Chronicle en el momento de su estreno, remarcando la virtud que coronaba el filme: su clasicismo.

Las crónicas de la época cuentan que Lucas andaba ocupado tratando de redondear los aspectos técnicos de la producción y decidió por ello ceder los mandos de la dirección a Irvin Kershner. Éste repasó el guión palabra a palabra con Lucas y luego repitió el proceso con Lawrence Kasdan, ya que Leigh Brackett, que escribió la primera versión del filme, había muerto de cáncer en 1978.

Entre los cuatro (Lucas, Kershner, Kasdan y Brackett) modelaron el libreto como si se tratara de un drama, obviando el entorno de robots y criaturas peludas para centrarse en un tratamiento cuasi shakesperiano de los personajes, ahondando en los aspectos más trágicos del relato. Kasdan y Brackett eran una escuela en sí mismos: el primero se reivindicaría después con libretos como los de Fuego en el cuerpo, En busca del arca perdida, Silverado o El turista accidental. El segundo era en cambio toda una institución en Hollywood, mano derecha del legendario realizador Howard Hawks (para el que escribió obras maestras como El sueño eterno, Rio Bravo o El dorado) y un hombre de pluma privilegiada.

El tono del filme, oscuro, nostálgico y casi terrorífico desconcertó a la crítica, que esperaba encontrarse con una lección de épica espacial semejante a la de la primera entrega. El libro, que aparecerá a la venta en todo el mundo en octubre, será el aperitivo al próximo bombazo Star Wars: la salida de la saga en formato blu-ray, con "imágenes que ni siquiera sabíamos que existían, auténticos tesoros", según declaraba recientemente en Chicago Steve Sanweet, de Lucasfilms.

La princesa Leia, en brazos de Chewbacca.
La princesa Leia, en brazos de Chewbacca.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 23 de abril de 2010.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50