Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Exculpado de prevaricación el ex alcalde socialista de Leganés

El tribunal archiva el 'caso Cuadrifolio' por no hallar delito

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha archivado la causa por prevaricación abierta contra José Luis Pérez Ráez, ex alcalde de Leganés y actual diputado socialista en la Asamblea de Madrid. Junto al ex regidor, seis antiguos concejales y cargos de confianza estaban imputados por el caso Cuadrifolio, una investigación en torno al pago de 101.478 euros que se decidió en la última junta de gobierno de Pérez Ráez a una empresa que no pasó por ningún concurso público.

Varios de los exculpados continúan ligados al Ayuntamiento, como el concejal de Hacienda, Antonio García Blázquez. El auto decide el sobreseimiento por considerar que "los hechos no son integrantes de delito alguno", en la misma línea que ha sostenido desde el principio la nueva Corporación socialista, defensora de que la forma en que se decidió el pago suponía a lo sumo de "una irregularidad administrativa".

El PP denunció el pago de 101.000 euros a una empresa sin abrir concurso

Jesús Gómez, portavoz del PP en Leganés, anunció ayer que su partido interpondrá un recurso ante el juez e incluso acudirá al Tribunal Supremo para evitar el archivo de la causa. El PP cree que al llegar la fase oral del juicio la Fiscalía le ha dado la vuelta al caso, después de que en octubre del pasado año la Sala de lo Civil y lo Penal del TSJM argumentase que había indicios de delito porque los ediles fueron "ilustrados de las anomalías en que incurrían" por técnicos municipales.

Por otra parte, el Ayuntamiento de Leganés ha rescindido temporalmente un contrato de 99.173 euros con una empresa de informática que ganó un concurso público en circunstancias sospechosas. Un portavoz municipal explicó ayer que la suspensión se realiza antes de que la compañía comience a prestar el servicio (un sistema para realizar trámites por teléfono móvil) y de forma paralela a una investigación interna que está ya en curso.

El PP descubrió un correo electrónico en el expediente de contratación en el que el gerente de la empresa que ganó el concurso, Alvina Consultores, proponía a una empleada municipal cuáles debían ser los requisitos técnicos de la convocatoria del concurso. Unos días después, el Ayuntamiento publicó el pliego de condiciones, prácticamente idéntico a las propuestas de Alvina Consultores, y esta empresa ganó el concurso con la oferta más cara.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 20 de abril de 2010