Televisión

Bunbury inaugura el 3D en Canal +

Un concierto del músico se convierte en una grabación pionera en España

"¡Qué ganas de verte, Enrique!". Da igual la hora del día -en este caso las cinco de la tarde-, Enrique Bunbury levanta pasiones. Ayer, rodeado de esos fans apasionados, el músico zaragozano protagonizó una experiencia pionera en España: la grabación para televisión, en este caso Canal+, de un concierto en 3D. El resultado se podrá ver el 29 de mayo en Canal + 3D -en las televisiones preparadas para ello y con las correspondientes gafas- y en centros de la FNAC. Como asegura Miguel Salvat, director de la cadena, "nuestros clientes no son los anunciantes sino los abonados, y siendo coherentes con nuestra historia, avanzamos rápido para ofrecerles contenidos cuando la tecnología esté disponible". Canal + colabora con la productora Vértice 360 en esta experiencia.

La actuación de Bunbury no será un caso aislado. Según Salvat, Canal + 3D retransmitirá en directo una corrida de toros de la feria de San Isidro, emitirá películas y documentales rodados en este formato y experimentará con partidos del Mundial de fútbol de Suráfrica, incluido alguno de la selección española.

Pero hoy por hoy, Bunbury. "Es un artista versátil, que vende discos, aun en estos tiempos de crisis de la industria musical, y, sobre todo no le ha dado miedo tirarse en esta piscina", asegura Salvat. Parecidos calificativos recibe Paco Plaza, el codirector de [Rec] y [Rec 2], y responsable de El segundo nombre, porque el cineasta es el máximo responsable de la grabación. "Yo lo vivo como un regalo", asegura el director. "Me han puesto los medios necesarios para hacer algo insólito". Durante esta semana el equipo ha estado ensayando y acoplándose. Con la técnica y con los tres escenarios, que corresponden a tres ambientes distintos según cada etapa musical de Bunbury. Ayer por la tarde, el rockero dio un concierto de 40 minutos -que repitió para asegurar las tomas- entre los restos de una avioneta estrellada y una atmósfera terrosa. Hoy, que prosigue la grabación, Bunbury cantará en la recreación de un cementerio -ahí interpretará temas de su último álbum, Las consecuencias- y en un motel de carretera con neones y una escalera en la que el músico explotará su vena más cabaretera. "He hablado mucho con Bunbury para que todo estuviera al servicio del espíritu de sus canciones. No estamos haciendo un videoclip, sino una historia, con su propia narración, con el añadido de las tres dimensiones".

La técnica del 3D supone una adaptación del trabajo de los técnicos. No sólo las cámaras (dobles, una para cada ojo, montadas en un bastidor especial y ajustadas al milímetro) son diferentes, sino que sus movimientos deben ser fluidos, y el montaje debe ser menos abrupto que el habitual para que el cerebro tenga tiempo para asimilar la información. La iluminación también es especial. Canal + y Vértice 360 han utilizado en este despliegue técnico una unida móvil de alta definición. 20 cámaras y diversas grúas. Salvat confiesa: "Las cosas se aprenden haciéndolas". Tras escuchar ayer a los 200 seguidores de Bunbury que disfrutaron con el concierto, ellos serán los primeros que agradecerán en casa repetir sus sensaciones en 3D.

Enrique Bunbury, con su banda, en el concierto de ayer para la grabación en 3D de Canal +.
Enrique Bunbury, con su banda, en el concierto de ayer para la grabación en 3D de Canal +.CLAUDIO ÁLVAREZ

Recibe el boletín de televisión

Todas las novedades de canales y plataformas, con entrevistas, noticias y análisis, además de las recomendaciones y críticas de nuestros periodistas
APÚNTATE

Sobre la firma

Gregorio Belinchón

Es redactor de la sección de Cultura, especializado en cine. En el diario trabajó antes en Babelia, El Espectador y Tentaciones. Empezó en radios locales de Madrid, y ha colaborado en diversas publicaciones cinematográficas como Cinemanía o Academia. Es licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense y Máster en Relaciones Internacionales.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS