Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hacienda prevé el juicio por el fraude de Irún para después del verano

Estima la devolución de la renta de 2009 en 1.177 euros por contribuyente

El diputado foral de Hacienda de Guipúzcoa, Pello González, puso ayer fechas al proceso judicial abierto por el presunto fraude detectado entre 1991 y 2003 en la oficina de Hacienda de Irún. El sumario podría cerrarse "en breve" de manera que el juicio comenzaría tras el verano, en septiembre u octubre.

González constató que el caso se está "dilatando en el tiempo", pero señaló la información de la que dispone el abogado que representa a la Diputación y apunta a que el Juzgado de Instrucción número 2 de Irún podría cerrar próximamente este sumario, en el que está imputado el ex director de la oficina de Irún, José María Bravo, entre otros ex cargos de la Hacienda guipuzcoana.

La Diputación foral cifra en 8,2 millones de euros la cantidad defrauda en la oficina de la localidad fronteriza, una cantidad que reclamará en el procedimiento con el fin de "recuperarla". De esos 8,2 millones, los imputados se podrían haber apropiado supuestamente de tres millones de euros.

González desvela que se ha detectado un impago fiscal de 300 millones

Tras defender el buen trabajo desarrollado por la gran mayoría de los trabajadores de Hacienda, el diputado foral señaló, en una entrevista concedida a ETB, que las medidas correctoras que se introdujeron para evitar que se puedan repetir estos casos permitieron que el año pasado aflorara unos impagos por valor de unos 300 millones de euros, aproximadamente.

Por otro lado, el representante foral adelantó algunas previsiones de recaudación para este año, en el que los ingresos se comportaron en enero y febrero de forma "cautelar" y en marzo empezaron "a despegar".

A su vez, la Hacienda foral guipuzcoana espera aumentar un 3% sus ingresos por IRPF en 2010. El Impuesto de Sociedades es el que más le preocupa, porque 2009 fue un "mal año", mientras que el IVA es el más "incierto" ya que no termina de despegar el consumo, según reconocieron sus responsables en la rueda de prensa ofrecida ayer.

Durante la campaña de la declaración de la renta, que comienza el próximo martes y se prolonga hasta el 25 de junio, el organismo foral prevé devolver 378,9 millones de euros, con un importe medio de 1.177 euros por contribuyente. El 16% de las declaraciones serán positivas y supondrán unos ingresos de 75.000 euros, una media de 1.823 euros por persona, en base a las primeras estimaciones realizadas.

Según los datos aportados en la presentación de esta campaña de la renta, la Hacienda foral enviará 211.819 propuestas de autoliquidación, que suponen el 54% del total de los contribuyentes. El plazo para aceptarlas comenzó el pasado miércoles y finaliza el 7 de mayo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de abril de 2010