_
_
_
_
_
Crítica:FERIA DE ABRIL
Crítica
Género de opinión que describe, elogia o censura, en todo o en parte, una obra cultural o de entretenimiento. Siempre debe escribirla un experto en la materia

Diego Ventura, el encandilador

El rejoneador Diego Ventura salió a hombros por la Puerta del Príncipe después de cortar cuatro orejas y embelesar al público sevillano, que asistió emocionado a dos faenas espectaculares y apasionadas. Ventura es, hoy por hoy, el gran encandilador del rejoneo; el hombre más capacitado para conectar con los tendidos y hacerlos partícipes de su toreo a flor a piel, a lomos de una cuadra bien domada, perfectamente unida al torero, que enloquece a los espectadores. Se trabajó de lo lindo el triunfo y lo consiguió sin discusión.

¿Sin discusión? Según y cómo. El rejoneo de hoy ha superado la modernidad. Ya no importa el toro, ni cómo se clavan banderillas ni rejones. Hoy importa el caballo, la exposición suprema ante el supuesto peligro de pitones bien despuntados, las cabriolas, el baile equino, el caballo que muerde y, eso sí, una muerte rápida, aunque sea como consecuencia de un toro degollado, como hizo Ventura con los dos suyos.

Bohórquez / Bohórquez, Hermoso, Ventura

Toros despuntados para rejoneo de Fermín Bohórquez, justos de presentación, flojos y descastados; muy mansos quinto y sexto.

Fermín Bohórquez: tres pinchazos y descabello (silencio); dos pinchazos

y rejón bajo (silencio).

Hermoso de Mendoza: cinco pinchazos (silencio); cuatro pinchazos y rejón (silencio).

Diego Ventura: rejonazo (dos orejas); rejonazo (dos orejas). Salió a hombros por la Puerta del Príncipe.

Plaza de la Maestranza. Domingo, 11 de abril. Cuarta corrida de abono. Lleno.

Hoy lleva las de perder el rejoneo sobrio y sin estridencias que practica, por ejemplo, Fermín Bohórquez. Se ha quedado antiguo, no dice nada y su presencia en el cartel no parece tener más objetivo que ser convidado de piedra. Ya no es el Bohórquez elegante y certero de sus buenos tiempos, y aunque tuvo momentos brillantes con las banderillas, es el exponente de que no ha sido capaz de subir al carro de la posmodernidad rejoneadora.

Incluso al consumado maestro Hermoso de Mendoza se le vio apurado para estar a la altura del grandilocuente Ventura. Mantiene su condición de primera figura, dio toda una lección de torería ante el muy manso quinto, pero falló con estrépito con el rejón de muerte en su lote y toda su grandeza se diluyó. Ahí quedó, no obstante, su dominio de la situación ante ese parado toro, acobardado en tablas, al que toreó por derechazos a lomos del caballo Silveti, y banderilleó de frente con Ícaro en una preciosa muestra de su condición de consumado artista. También brilló a gran altura en el segundo, ante el que volvió a fallar a la hora de la muerte.

No falló, sin embargo, Ventura. Conoce a la perfección los resortes para movilizar al público, exprime a sus caballos hasta lo indescriptible, se juega el tipo de verdad y encandila a todos. Utiliza métodos poco ortodoxos, como ese caballo Morante que muerde al toro entre la algarabía de los tendidos, o esos desplantes estentóreos ante un toro que vomita sangre, pero se trabaja el triunfo de principio a fin. Estuvo muy por encima de sus dos toros en todos los tercios, menos a la hora de matar. Pero una muerte rápida lo perdona todo.

Por cierto, el rejoneo posmoderno también necesita un toro a modo, que permita la sensación del máximo riesgo. Los de ayer salieron por pies, se hundieron al minuto y medio y se comportaron como perritos falderos ante el juego de los caballeros y caballos. ¡Qué raro...!

El rejoneador Diego Ventura saliendo por la Puerta del Príncipe de la Maestranza.
El rejoneador Diego Ventura saliendo por la Puerta del Príncipe de la Maestranza.JAVIER BARBANCHO
El rejoneador Diego Ventura ha sido el primero en abrir la Puerta del Príncipe en esta Feria de Abril, al cortar un total de cuatro orejas. Hermoso de Mendoza no tuvo suerte con su lote y Fermín Bohórquez fue silenciado con sus toros, que formaban parte de una descastada corrida de su propio hierro. <a href="http://www.elpais.com/toros/feria-de-abril/"><b>Vídeos de la Feria de Abril</b></a>
Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por los mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Antonio Lorca
Es colaborador taurino de EL PAÍS desde 1992. Nació en Sevilla y estudió Ciencias de la Información en Madrid. Ha trabajado en 'El Correo de Andalucía' y en la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA). Ha publicado dos libros sobre los diestros Pepe Luis Vargas y Pepe Luis Vázquez.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_