Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

¡Qué nivel!

Pozuelo de Alarcón, Madrid

Lee uno las conversaciones de El Bigotes y siente algo así como lo que sentía Petronio frente a Nerón: "Incendia, pero no toques la cítara; asesina, pero no compongas poemas". Con estos pasa algo parecido. No es ya que roben, es que son de una vulgaridad insoportable. Lee uno su conversación llena de "¿vale?" y piensa que está leyendo a Belén Esteban. ¡Qué nivel, cielo santo! Sabíamos de la capacidad de corrupción del poder, de los fallos de la democracia, pero que sea esta gente, precisamente gente como ésta, la que nos estafe... ¡Santo Dios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 8 de abril de 2010