Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Haidar pide a España presión a favor de los presos saharauis

La activista recibe en Palma el Premio Jovellanos

La activista pacifista a favor de la autodeterminación del Sáhara occidental Aminetu Haidar exigió ayer en Palma de Mallorca "la intervención" del Gobierno de España, desde la presidencia de turno de la UE, "a favor de la libertad de los presos políticos y de conciencia saharauis", en especial de los 20 que se encuentran en huelga de hambre.

Haidar, que recibió el primer premio internacional Jovellanos Resistencia y Libertad, creado por los Gobiernos de Baleares y del Principado de Asturias, ambos con presidentes socialistas, denunció violaciones de derechos humanos por parte de las autoridades de ocupación marroquíes.

El presidente balear, Francesc Antich, significó que la causa de los saharauis "ha contado con el apoyo, la implicación y la solidaridad de la gente y de las instituciones". Y su homólogo asturiano, Vicente Álvarez Areces, subrayó en los ejemplos de Jovellanos y de Aminetu Haidar "la excelencia de la dignidad de los hombres y mujeres que no desfallecen". Antich vindicó "la honradez" como base de la lucha por la libertad.

Los presidentes de Baleares y Asturias elogian la trayectoria de la líder pacifista

Haidar llegó a Mallorca tras ser despedida con un "buen viaje, ningún problema" por la policía marroquí, después de algunas consultas, comentó, por escribir en su ficha de viajero que es residente en el Sáhara. Antes de ser recibida hoy en el Parlamento de Baleares, reclamó que la misión de la ONU tome competencias en la tutela de los derechos humanos y solicitó a España que abandone "su silencio ante los abusos de los derechos humanos que está sufriendo una población saharaui, que es casi española".

Francesc Antich y Vicente Álvarez Areces recibieron a Aminetu Haidar en el castillo de Bellver de Palma, donde el intelectual ilustrado asturiano Gaspar Melchor de Jovellanos estuvo recluido seis de los siete años que estuvo preso en Mallorca, sin juicio, por sus ideas. El galardón, dotado con 40.000 euros, lo decidió un jurado integrado por José Saramago, Pedro de Silva, Barbara Probst Solomon, Federico Mayor Zaragoza, Basilio Baltasar y Carlos Castresana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 6 de abril de 2010