Industria sube un 5,7% el butano y hasta el 4,1% el gas natural

El aumento se debe a la evolución del euro y el crudo

La tregua que dio la energía al bolsillo de los españoles en 2009 pertenece ya al pasado y éste, por lo que parece, queda cada vez más lejos. El cúmulo de factores que lo permitió -bajada del petróleo y fortaleza del euro- remite. Y eso ha acabado por trasladarse a los precios. Ayer el Boletín Oficial del Estado publicó la subida del gas butano, que se une a la revisión trimestral del gas natural. Ambos son los combustibles más utilizados en los hogares españoles y sus nuevos precios están vigentes desde ayer.

La disposición del Ministerio de Industria supone una subida de la bombona de butano de 12,5 kilogramos del 5,75% hasta los 11,68 euros. Esta subida se acumula a la decretada en la revisión trimestral del 1 de enero. Así en lo que va de año, el precio de la bombona naranja que utilizan unos 11 millones de hogares españoles ha subido un 10,2%.

A partir del 1 de abril también se ha incrementado la tarifa del gas natural. En este caso, la subida para los usuarios domésticos varía en función de si éstos tienen calefacción alimentada con gas (cuya tarifa recibe el nombre técnico de TUR2) o no (TUR1). Para estos últimos, la tarifa sube un 3,6%; para los primeros, un 4,1%.

Cada tres meses, el Gobierno revisa los precios de los gases licuados del petróleo, entre los que se encuentra el butano. Para ello aplica una fórmula en la que se tiene en cuenta tres factores: los precios de las materias primas, la evolución del euro frente al dólar (moneda en la que se pagan las materias primas) y el transporte.

En el último año, el precio del barril brent de petróleo (la referencia para Europa en los mercados del crudo) ha subido desde 48 dólares hasta los 83 que se pagaban ayer (el máximo desde octubre de 2008).

Además, desde enero el euro cada vez se ha debilitado más frente al dólar -la moneda referente para las materias primas-. En el último trimestre de este año, los problemas fiscales de Grecia han acabado por lastrar la evolución de la moneda única que ha perdido más de 10 céntimos frente al billete verde (ayer un euro equivalía a 1,35 dólares). Esta evolución encarece aún más la factura del petróleo.

Por su parte, la revisión de la tarifa de último recurso (TUR) de gas natural también tiene en cuenta la evolución de diversos productos derivados del crudo así como la evolución del cambio del euro respecto al dólar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0002, 02 de abril de 2010.

Lo más visto en...

Top 50