Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vacaciones en la fiesta del cordero

El 17 de noviembre de 2010, miércoles, día laborable, se celebra la fiesta del Cordero, una de las más importantes del calendario musulmán. Como en años anteriores, los alumnos que profesan el islam en Galicia tendrán clase ese día, y puede que hasta examen. La excepción podría ser Arteixo, uno de los municipios con más inmigración musulmana de la comunidad (hay más de 20 nacionalidades diferentes, la mayoría latinoamericanos). Un instituto de secundaria de la localidad coruñesa, el IES Manuel Murguía, elevó el mes pasado una petición a la Jefatura Territorial de Educación para que los niños musulmanes puedan ausentarse los días festivos de su calendario. "Necesitamos poner unos límites y ordenar una situación que consideramos normal en un centro con tanta población musulmana", explica Adrián Fernández, el director del instituto.

Hasta ahora, era frecuente que los estudiantes musulmanes -procedentes sobre todo de Marruecos y Senegal- desaparecieran de las aulas durante la fiesta del cordero, o algunos días del Ramadán cuando éste coincide con el calendario escolar. "Al día siguiente aparecen por Dirección para que se les justifique la falta, pero nosotros no podemos hacer eso", se queja Fernández. El director del centro no tiene muchas esperanzas de que Educación conteste a su propuesta, la primera de estas características en Galicia. "Es delicado dar una respuesta, sea un sí o un no", reconoce.

Las ciudades de Ceuta y Melilla reconocen desde este año como festivas las fechas señaladas del calendario musulmán.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 29 de marzo de 2010