Montilla acusa a Endesa de estar en manos de los "amigos" del PP

La compañía asegura que el 1 de julio ya no habrá generadores en Girona

El Gobierno catalán ha dejado definitivamente atrás su actitud inicialmente comprensiva hacia Endesa por el gran apagón de este mes en Girona a raíz de las nevadas. Ya sea por falta de respuesta de la compañía eléctrica o porque la oposición amenaza con arrastrar la polémica hasta el fin de esta legislatura, el presidente de la Generalitat, José Montilla, volvió a endurecer ayer el tono hacia Endesa acusando a la compañía de estar dirigida por "amigos" del Partido Popular. Al mismo tiempo, el consejero de Economía, Antoni Castells, aseguró que estudia presentar una reclamación a la eléctrica por las alteraciones que causó el apagón derivado de la nevada.

La sesión de control al presidente de la Generalitat celebrada ayer en el Parlament fue casi monográfica. Todos los partidos menos CiU preguntaron por la actuación del Gobierno ante Endesa, y Montilla tuvo que sacar el armamento pesado para defenderse incluso de las críticas veladas de sus socios de Esquerra Republicana e Iniciativa-Esquerra Unida.

El Gobierno estudia presentar una reclamación a la eléctrica

Montilla fue especialmente duro ante las críticas del Partido Popular. Después de que Daniel Sirera acusara al Gobierno de haber estado ausente durante la nevada y de falta de control a las eléctricas, el presidente le reprochó las vinculaciones entre Endesa y el PP. "Fueron ustedes quienes privatizaron esta empresa y después la pusieron en manos de algunos de sus amigos", dijo en referencia a Manuel Pizarro, ex presidente de Endesa y fichaje estrella de Mariano Rajoy en la campaña de 2007. El presidente también lamentó que Endesa subcontrate sistemáticamente el mantenimiento de sus líneas y aseguró que esto deberá "revisarse".

La eléctrica también dio ayer explicaciones y se puso una fecha límite para arreglar lo ocurrido en Girona: el 1 de julio. Ese día ya no tiene que haber generadores de electricidad en la provincia. Las maravillas de la vida moderna, como el horno, el teléfono, la lavadora o el televisor, funcionarán entonces como es debido: conectados a la red eléctrica, sin necesidad de soluciones temporales. El 1 de julio, las 33 torres de alta tensión, las 500 de media y las 1.000 de baja que destrozó la nevada del 8 de marzo estarán de nuevo en pie y listas para su uso. Que los turistas y los locales no sufran: la temporada de verano no peligra. Así lo aseguró en rueda de prensa el director de la compañía en Cataluña, Josep Maria Rovira.

Tampoco hay que temer por el suministro en Semana Santa. La compañía va a dejar más de 300 generadores en la zona por si hubiese alguna caída ocasional de la red. Además, unos 1.600 técnicos de la eléctrica seguirán de guardia en Girona para arreglar cualquier avería. Todavía hoy unos 30 municipios funcionan en parte gracias a los generadores eléctricos.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

En cuanto a las reclamaciones, Endesa asegura que ha recibido 3.500 quejas que está "analizando y estudiando", en palabras de su director general en Cataluña. Lo que no queda claro es qué significa. La eléctrica podría librarse de pagar cualquier indemnización en el caso de que se demuestre que la nevada fue una causa mayor.

La decisión depende de la Generalitat. La Dirección General de Energía y Minas del Departamento de Trabajo, Industria y Comercio ha abierto 16 expedientes informativos a Endesa.

CiU pide retrasar las explicaciones de Saura

Convergència i Unió (CiU) ha pedido al consejero de Interior, Joan Saura, que retrase hasta el 8 de abril su comparencia para dar explicaciones sobre la nevada. Saura había planteado el viernes pasado hacerlo hoy, pero la diputada convergente, Montserrat Rivera, pidió a Saura que lo demorara. "No nos va bien ni a la portavoz, ni a otros miembros de la comisión, ni a mí como secretaria, con compromisos establecidos con mucha anterioridad y con mucho trabajo atrasado debido, precisamente, a las nevadas de la semana pasada", expone Rivera, alcaldesa de Guardiola de Berguedà, municipio muy habituado a la nieve.

CiU había reprochado estos días a Saura que no hubiera dado explicaciones. La existencia del correo trascendió después de que el diputado popular Santi Rodríguez censurara al consejero la gestión de las nevadas. Fuentes del PP confirmaron que su formación avalaba que Saura compareciera este viernes, pero que CiU amenazó con no asistir si así se hacía.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS