El vicepresidente del Poder Judicial se abstiene en el proceso contra Garzón

De Rosa se aparta del caso para "preservar la independencia" del Consejo

El vicepresidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), el conservador Fernando de Rosa, ha decidido abstenerse en la tramitación que desarrolla el órgano de gobierno de los jueces para decidir si suspende cautelarmente al juez Garzón por las querellas que tramita contra él el Tribunal Supremo. De Rosa envió ayer un escrito a la Comisión Permanente en el que justifica su decisión en el deseo de "preservar la independencia" del órgano de gobierno de los jueces, aunque añade que no existe "ninguna razón de peso" para abstenerse.

De Rosa es uno de los tres vocales del Consejo -junto con la progresista Margarita Robles y la conservadora Gemma Gallego- cuya abstención solicitó Garzón al entender que mantienen hacia él una "enemistad manifiesta". El vicepresidente del Consejo explica: "La independencia del Consejo está por encima de todo. No puede existir ni una sombra de duda sobre mi dignidad y mi honorabilidad, algo que siempre he preservado en todas las instituciones a las que he servido".

Garzón esgrimía "la amistad personal" que De Rosa, ex consejero de Justicia de la Comunidad Valenciana, mantenía con el presidente valenciano, Francisco Camps, que fue imputado en el caso Gürtel. De Rosa ha señalado que este asunto nada tiene que ver con los dos procedimientos abiertos en el Consejo. La vocal Robles anunció hace días que, aunque tampoco existe motivo para apartarse del procedimiento, se abstiene para que no se ponga en duda su imparcialidad. La vocal Gallego ha difundido otro escrito en el que señala que no hay argumentos para recusarla.

Por otro lado, la Comisión Permanente del Consejo rechazó ayer el escrito de los abogados Antonio Mazón y José Luis Panea en el que pedían la recusación de otros tres vocales del Consejo por "amistad" con Garzón -los progresistas José Manuel Gómez Benítez y Miguel Carmona y el conservador Pío Aguirre-. Estos abogados se han querellado contra Garzón por los supuestos cobros que habría recibido el magistrado del banco Santander por unos cursos en la Universidad de Nueva York.

Por otra parte, la mayor asociación de abogados de Estados Unidos, American Bar Association (ABA), ha remitido al Consejo del Poder Judicial y a la Fiscalía General del Estado una carta de apoyo a Garzón.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS