Educación fijará la lengua escolar pero los padres podrán modificarla

Las familias votarán sobre el idioma de las troncales excepto en Bachillerato

En su extraña búsqueda del equilibrio con las diferentes posturas sociales sobre el idioma en la escuela, la Consellería de Educación ha confeccionado finalmente un peculiar sistema. La Administración fijará la lengua de las asignaturas troncales, como exigían sindicatos, padres, Real Academia o Consello da Cultura, pero las familias podrán modificarlo en votación cada cuatro años. En todos los niveles de la enseñanza excepto en el Bachillerato.

Hasta última hora de ayer no se concluyó la nueva normativa que regulará el uso de las lenguas oficiales en los colegios y que esta mañana presentarán el conselleiro de Educación Jesús Vázquez y el secretario general de Política Lingüística Anxo Lorenzo. Y a pesar de que numerosas filtraciones a los medios daban por hecho una marcha atrás en los aspectos polémicos del borrador presentado el 30 de diciembre de 2009, finalmente se mantiene el grueso de su filosofía y el carácter vinculante de las consultas a los padres.

Más información

Así, por tramos educativos, en Educación Infantil, las familias votarán el idioma, entre gallego y castellano, en el que se impartirán las clases. En Primaria, la consellería fijará el castellano en Matemáticas y el gallego en Coñecemento do Medio. Pero, y esta es la gran novedad, si la "mitad más uno de los padres" escoge cambiar la decisión gubernamental, el Consello Escolar de cada centro deberá hacerlo. La votación se realizará cada cuatro años.

En Secundaria, el gallego será, según prescripción administrativa, para Ciencias Sociais y Ciencias da Natureza, mientras que en castellano se darán Matemáticas y Física e Química. Rige el mismo sistema de votación de las familias que en Primaria. El resto de las asignaturas, en ambos tramos, mantendrán el equilibrio al 50%.En los cursos de Bachillerato, los padres ya no podrán opinar y la normativa pretende que se mantenga el "mayor equilibrio lingüístico posible". El nuevo decreto recula respecto del borrador en el idioma que se empleará, "con carácter general", en todos los centros escolares públicos, que será el gallego, como en la normativa vigente.

La ronda de consultas que abrió Educación se saldó con un rechazo rotundo de la mayoría de colectivos, agentes sociales o instituciones preguntadas. Y el 21 de enero, con una huelga que paralizó la enseñanza pública. Tras una fase de modificaciones sobre el texto inicial, dado a conocer a última hora del penúltimo día de 2009, el departamento de Jesús Vázquez desvelará hoy el contenido completo de un decreto que no cumple las promesas de Feijóo en las últimas semanas sobre el equilibrio total entre gallego y castellano. En la nota de convocatoria del acto de hoy no se prevé la asistencia del presidente. La plataforma Queremos Galego ha llamado a una concentración de protesta ante la sede de la Xunta.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 13 de marzo de 2010.