Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
JOSÉ MIGUEL ARROYO 'JOSELITO' | El futuro de la lidia

"Todos queremos una fiesta más limpia"

El mundo del toro ha irrumpido en el ruedo político. El apasionado y apasionante debate a favor y en contra de las corridas ha comenzado esta semana en el Parlamento de Cataluña. Como respuesta, Esperanza Aguirre ha declarado la fiesta Bien de Interés Cultural en Madrid. A la iniciativa se han sumado otras dos comunidades del PP, Valencia y Murcia

El torero que marcó la década de los noventa, desde su retiro, pero activo como ganadero, ha asumido la responsabilidad de defender la fiesta en Cataluña. El pasado miércoles debatió en el Parlamento catalán.

Pregunta. ¿Cómo se sintió compareciendo?

Respuesta. No entendí casi nada. Si se dirigen a mí en catalán lo normal es que me quede a medias.

P. ¿Se puede argumentar con los antitaurinos?

R. Tienen su discurso, pero seguro que hay gente abierta. Con los fanáticos no merece la pena hablar.

P. ¿Qué se les ha perdido a usted y a Esplá, ya retirados, en este juego?

R. El maestro Esplá es culto y con una excelente capacidad de expresión. Pero también tendrían que defender la fiesta quienes están en activo.

"Tendrían que defender los toros quienes están en activo"

"La imagen del torero vividor y machista no es la idónea"

P. ¿Cómo calificaría el momento que atraviesa la fiesta de los toros?

R. Muy bueno. Desde que tengo 10 años nunca había vivido un momento como éste, con el toro en evolución y con tantísimas figuras arriba.

P. Sin embargo, eso no se reconoce demasiado.

R. Siempre luché para que los informativos de televisión dieran noticias de toros. No es políticamente correcto declararse aficionado. No es justo que saquen sólo a 15 antitaurinos cuando José Tomás torea en Barcelona ante 15.000 personas.

P. ¿Cuál es el papel de José Tomás?

R. Es el estandarte de esta lucha. Ha levantado esa plaza y renovado la afición. Nadie cuestiona las cifras de Ronaldo y sí las de José Tomás. Nos falta transparencia y contar abiertamente el dinero que genera cada paseíllo de este torero. Se espera tanto de él que cuando no esté al 100% lo va a pasar mal.

P. ¿Y por qué no habla para defender la fiesta?

R. Es la gran figura que toda la gente conoce, pero respeto profundamente su forma de ser.

P. ¿Por qué hay tan poca transparencia en el mundo del toro?

R. Hay mucha leyenda urbana. Sólo hace falta lógica. Si con una persona drogada no sabes su reacción, imagínate con una fiera. O eso de los sacos de tierra en los riñones del toro. A los toreros no nos benefician esas cosas. Todos queremos un espectáculo mejor, más limpio, sin tópicos.

P. ¿Y cómo podría abrirse ese mundo al resto de la sociedad?

R. Ése es el reto. Los taurinos somos algo cerrados de mollera. Parece como si nos diese miedo mostrarnos como somos. Somos muy dejados. Nuestra carrera es muy corta, se empieza muy joven. Luego, con la retirada cada uno se busca la vida y no quiere problemas.

P. Hay toreros más conocidos en la calle que en el ruedo...

R. Ése es el problema. Lo que sale en televisión es lo que queda, pero hay cosas más importantes.Se fomenta el estereotipo del torero machista, vividor y juerguista. Y esa imagen no es la idónea.

P. ¿Cree que la fiesta se está politizando?

R. Puede que el movimiento de Madrid, Murcia y Valencia sea político, pero es mejor que sea así.

P. ¿Qué significa declarar los toros Bien de Interés Cultural?

R. Dejar muy claro que forma parte de nuestra tradición y raíces; que no se puede atentar contra ello.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 7 de marzo de 2010