Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aguirre rebaja a la mitad las ayudas al fomento de los toros

Ayuntamientos y peñas recibirán 375.000 euros para promocionar el nuevo Bien de Interés Cultural

Puede que el toreo sea "un arte que merece estar protegido", como proclamó el jueves Esperanza Aguirre. Pero lo que no hace la presidenta es invertir en su salvaguarda un euro más de su ya maltrecho presupuesto. Por un lado, Aguirre declara la fiesta de los toros Bien de Interés Cultural (BIC). Por otro, recorta a la mitad las subvenciones con las que apoya y fomenta las actividades taurinas, según los presupuestos de este año. La principal ayuda, la que va destinada a los ayuntamientos pequeños (los grandes carecen de ellas), se reduce de los 600.000 euros fijados en 2009 a los 300.000 para este año. Con este dinero la Comunidad ayuda a los municipios de menos de 20.000 habitantes a organizar sus propios festejos taurinos con el fin de "potenciar al máximo la fiesta", según la convocatoria de ayudas.

La Escuela de Tauromaquia ve reducida un 10% la partida

La segunda subvención por cuantía, destinada a entidades sin ánimo de lucro, también queda reducida a la mitad en 2010: de 150.000 euros a 75.000. El dinero se reparte principalmente entre asociaciones, clubes y peñas taurinas para "actuaciones dirigidas al apoyo y fomento de actividades taurinas de la Comunidad de Madrid".

La Escuela de Tauromaquia también ve reducida un 10% la partida que le destinan los presupuestos. Pasa de 80.000 euros a 72.000. Un portavoz de la Vicepresidencia y Consejería de Cultura y Deporte, que ocupa Ignacio González, atribuyó el descenso de las subvenciones al adelgazamiento general de las cuentas públicas de este año, las más restrictivas de la historia (con un descenso del 2% respecto al año pasado).

El consejero de Presidencia, Justicia e Interior, Francisco Granados, negó que haya habido oportunismo de su Gobierno en la declaración de Bien de Interés Cultural de la fiesta del toreo y añadió que esa decisión no significa que Madrid vaya a incrementar su apoyo económico al sector. "Nosotros ya estamos apoyando la fiesta nacional a través de numerosas subvenciones que salen de los fondos que recaudamos a través de la plaza de Las Ventas", afirmó. Un dinero que, según explicó, "se destina en gran parte a festejos en muchos municipios y también a la Escuela de Tauromaquia de la Comunidad de Madrid".La declaración de Bien de Interés Cultural (BIC) de la lidia se basa en la la Ley de Patrimonio Histórico de la Comunidad de Madrid, de 1998, que en uno de sus apartados incluye como posible objeto de protección las "actividades tradicionales que contengan especiales elementos constitutivos del patrimonio etnológico de la Comunidad de Madrid". Es la primera vez que se inicia un expediente de BIC para un hecho intangible.

Esa misma norma regional contempla, entre las medidas de fomento, "ayudas directas o beneficios fiscales" a los propietarios de los bienes. La Comunidad no concretó ayer en qué consistirán esas exenciones fiscales ni a quién podrían ir dirigidas (propietarios de plazas, ganaderos...)

. Un portavoz de la vicepresidencia recordó que se acaba de iniciar el trámite para declarar la fiesta como BIC y que aún no se ha regulado nada.

La Comunidad de Madrid dio subvenciones a 97 municipios pequeños (menos de 20.000 habitantes) el año pasado para financiar sus actividades taurinas por valor de 498.257, pese a tener 600.000 presupuestados. Una cifra muy similar a la de los tres años anteriores, pero que dobla la que destinó en 2005 a las mismas ayudas (199.200 euros). La cantidad máxima que recibió cada Ayuntamiento fue de 12.000 euros. Los grandes municipios no pueden optar a este tipo de ayudas.

Un 47% menos para toros

"Hemos multiplicado por tres las subvenciones a los toros desde que estamos en la Comunidad", aseguró ayer un portavoz de vicepresidencia. Pero únicamente hasta 2009, porque este año no sólo se recortan a la mitad las subvenciones al fomento de la fiesta, sino que la partida completa de Asuntos Taurinos (que incluye nóminas de los trabajadores del Centro de Asuntos Taurinos, organización de corridas extraordinarias y obras de mantenimiento en Las Ventas, entre otros) se reduce un 47%, de los 5,1 millones del año pasado a los 2,7 de éste.

Las subvenciones para el fomento de actividades taurinas proceden del canon que paga a la Administración la empresa que gestiona por concurso la plaza de Las Ventas, Taurodelta. Son 5,2 millones de euros anuales. La concesión actual data de 2006 y está en la segunda y penúltima prórroga que permiten los pliegos. La Administración fija el número de espectáculos (72 este año) que debe programar el coso, el precio de las entradas y la subrogación de los empleados (más de 350), según explicó un portavoz de Taurodelta.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 6 de marzo de 2010