Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido en Irán el cineasta y opositor Jafar Panahi

El realizador iraní Jafar Panahi, antiguo asistente de dirección de Abas Kiarostami y ganador de varios premios internacionales, fue detenido en su domicilio de Teherán con su familia y una quincena de invitados, según anunció ayer su hijo en la web de la oposición Rahesabz.

La detención del cineasta iraní, de 49 años, fue confirmada por el procurador general de Teherán, Abas Jafari Dolatabadi. "Jafar Panahi no ha sido arrestado porque sea un artista o por razones políticas. Ha cometido un delito y ha sido detenido por orden del juez en compañía de otra persona. La investigación continúa", declaró Dolatabadi a la agencia iraní Isna.

Panah Panahi, hijo del realizador, había declarado previamente que el director, que apoya abiertamente a Mir Hosein Musaví, el principal líder de la oposición al presidente Mahmud Ahmadineyad, había sido trasladado con su esposa, su hija y sus invitados a un lugar desconocido por varios hombres vestidos de civil que irrumpieron en su domicilio en la noche del lunes. Panah Panahi también dijo que el domicilio del cineasta fue rastreado por desconocidos que se llevaron ordenadores y objetos personales.

El mes pasado, la organización del festival de cine de Berlín informó de que sobre Panahi pesaba una prohibición de viajar a la ciudad alemana para participar en el certamen. Panahi -ganador en 2000 del León de Oro en el Festival de Cine de Venecia por su película El círculo, y del Oso de Plata en Berlín en 2006 por el filme Fuera de juego-, tiene prohibido abandonar Irán desde que mostró públicamente su apoyo al movimiento opositor al régimen de Teherán en el Festival de Cine de Montreal, el pasado verano.

Pese al éxito internacional, la mayor parte de sus películas han sido objeto de la censura en Irán. Como otros muchos creadores iraníes, Panahi apoyó al ex primer ministro Musaví en las elecciones presidenciales del pasado junio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 3 de marzo de 2010