Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El deterioro del empleo

La caída del mercado laboral se agrava pese a la mejora económica

Febrero registra 82.132 parados más, la mitad en el sector servicios - Crece la cifra de afiliados a la Seguridad Social por primera vez en siete meses

El paro camina más lentamente que otros indicadores hacia su punto de inflexión. Los servicios públicos de empleo registraron en febrero otro fuerte aumento de las personas sin ocupación, 82.132. Aunque supone la mitad de la subida registrada en febrero de 2009, se trata de un dato adverso, pues se compara con el peor año del mercado laboral. Esa evolución en febrero, un mes propenso al empleo tras el parón del inicio de año, sitúa el número de parados registrados en un nuevo récord de 4,13 millones.

El repunte del consumo de los hogares a finales de año, tras dos años de retrocesos, hizo albergar a algunos analistas la esperanza de que el año arrancaría con mejores cifras laborales. El Ministerio de Trabajo sitúa la perspectiva de recuperación a final de año, en el mejor de los casos. "Confiamos en que a partir de septiembre u octubre haya un crecimiento positivo mensual e interanual en las cifras de afiliación", vaticinó el secretario de Estado de Seguridad Social, Octavio Granado, en la presentación de los datos, que arrojaron el primer aumento mensual en los cotizantes desde julio de 2009.

Trabajo vaticina que el número de cotizantes repuntará desde septiembre

El desempleo golpea con fuerza a los extranjeros, el 15% del total

Más dudas existen respecto al paro. La secretaria general de Empleo, Maravillas Rojo, no quiso poner fecha a la salida del bache. Sí advirtió de que será posterior al crecimiento económico, que situó en el segundo semestre (el Ministerio de Economía calcula que la recesión puede acabar ya en junio). Hasta que no haya un cambio de tendencia económica "difícilmente podremos hablar de crecimiento del empleo", argumentó el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho. En el último año, el mercado laboral ha generado 648.766 nuevos parados. Para la patronal de grandes empresas de trabajo temporal, Agett, "estamos lejos de volver a un ciclo normal en el mercado de trabajo".

Las cifras desestacionalizadas -eliminan los picos ligados a la temporada y distribuyen los cambios de forma homogénea a lo largo del año- dibujan un perfil poco alentador. Esos datos, más representativos de la tendencia, sitúan en 78.299 los nuevos parados en febrero. Y en Seguridad Social, la mejora se esfuma para convertirse en una pérdida de 31.594 cotizantes. En el último año, el sistema ha perdido más de medio millón de afiliados, cifra más suave que la de febrero de 2009.

Uno de los elementos más llamativos proviene de los parados sin empleo anterior. El colectivo crece significativamente tanto en el mes (un 5,07%) como en el último año (casi el 51%). La mayoría de los expertos creía agotada la aportación de nuevos trabajadores a la población activa, pues se suponía que la inmigración había tocado suelo y también la incorporación de mujeres y otros miembros del hogar que se lanzan al mercado cuando el paro arrecia. "Me ha sorprendido porque teníamos la idea de que la población activa debía ir frenando", analiza Xavier Segura, jefe del servicio de estudios de Caixa Catalunya.

Además de los parados sin trabajo anterior, crecen con fuerza los provenientes del sector servicios, más de la mitad de las nuevas incorporaciones. Tras la construcción y la industria, los servicios se han incorporado al deterioro laboral, con un crecimiento del 18% en el último año.

El paro golpea con más virulencia a los extranjeros, que representan casi el 15% del total de desempleados. Desde febrero de 2009, este colectivo ha crecido un 27,6%. Al contrario de lo que ocurre entre los españoles, las mujeres aumentan más que los hombres, lo que induce a pensar que buena parte de las nuevas paradas se ha decidido a buscar trabajo ante la situación de desempleo de otro miembro familiar.

Los contratos registrados por los servicios públicos de empleo caen respecto a enero, pero mejoran modestamente en el último año. El dato fue celebrado por la secretaria general de Empleo, especialmente por el mayor peso de los indefinidos respecto a los meses anteriores. Sin embargo, el 9,84% que suponen sobre el total es inferior a la cifra de hace un año. Los datos "confirman que la dualidad del mercado laboral se está manteniendo y posiblemente incrementando", asegura el Instituto Flores de Lemus, de la Universidad Carlos III de Madrid, en un comunicado.

El fuerte crecimiento del número de parados y la mejora de la cobertura disparan el gasto en este capítulo. En enero -los datos de prestaciones van con un mes de retraso- el desempleo costó 353 millones de euros, un 16% más que en el primer mes de 2009. La cobertura de esos desempleados -percibe ingresos un 81%, según Trabajo- es "la cifra más alta de la historia", en palabras de Maravillas Rojo.

Los expertos consultados consideran que habrá que esperar a final de año, incluso a principios de 2011, para ver creación de empleo. "El segundo trimestre será mejor por el turismo; también habrá que esperar a ver si el pacto que intenta el Gobierno genera empleo a corto plazo", apunta Sara de la Rica, catedrática de la Universidad del País Vasco y directora del Observatorio Laboral de la Crisis.

UGT y CC OO admitieron que el dato del paro es mejor que el del año pasado, pero instaron a huir de visiones triunfalistas, pues las cifras son aún muy elevadas. La CEOE consideró insuficientes las medidas del Gobierno.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 3 de marzo de 2010