Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Eulen disuelve el Consejo y nombra dos administradores

El presidente gana el pulso a sus cinco hijos y estudia sacar la firma a Bolsa

David Álvarez, presidente de Eulen, el primer grupo español de servicios para empresas, ha consumado el golpe de mano en el consejo de la empresa para salvar las divergencias con cinco de sus siete hijos. El grupo de servicios Eulen acordó ayer, en una junta general extraordinaria convocada judicialmente, la disolución del Consejo de Administración (integrado por el presidente, David Álvarez, sus siete hijos y un consejero independiente) y la designación como administradores solidarios de David Álvarez y de su hija María José.

David Álvarez ha hecho valer el peso del 51% de las acciones de la empresa y ha sido apoyado por dos de sus hijos (Jesús David y María José con el 7% cada uno). Los restantes cinco hijos disidentes con el padre (Juan Carlos, Pablo, Emilio, Marta y Elvira) cuentan con el 35% a razón del 7% cada uno. Estos cinco hijos hace ahora un año habían sugerido a David Álvarez, fundador y presidente del grupo, de 82 años de edad, que les cediera la gestión. Pero el padre dijo que no y además añadió que pensaba en incorporar a consejeros independientes.

Ayer en la junta celebrada en Bilbao se acordó sustituir el régimen de administración de la sociedad, a través de Consejo, por el de administradores solidarios, con la consiguiente modificación de los artículos estatutarios afectados por la decisión.

Tras la reunión, el presidente del grupo anunció su propósito de convocar una próxima junta general extraordinaria para aprobar la entrada de consejeros externos ajenos a la familia para que las divisiones familiares no afecten al grupo. Hasta ahora, el presidente sumaba cuatro votos en el consejo frente a sus cinco hijos disidentes y era difícil la gestión.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 26 de febrero de 2010