Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La lucha contra el terrorismo

La izquierda 'abertzale' plantea un proceso sin "actividad armada de ETA"

Etxeberria cita por primera vez a la banda al hablar de un proceso sin violencia

Rufi Etxeberria, principal dirigente de la izquierda abertzale tras la detención y encarcelamiento de Arnaldo Otegi, dio ayer un paso más en la apuesta de esta formación a favor de las "vías pacíficas y democráticas". En una entrevista que publicará el domingo el diario en euskera Berria precisa que la izquierda abertzale "se plantea el proceso democrático sin actividad armada de ETA". Los partidos democráticos siguen juzgando insuficiente la respuesta, mientras se va afianzando la idea de que los pasos que está dando la izquierda abertzale hacia "las vías pacíficas y democráticas" son lentos por las presiones de Ekin, el sector minoritario, que mantiene la ortodoxia del pasado y del terrorismo.

Rubalcaba cree que ETA atentará y pondrá a prueba a los 'abertzales'

La izquierda radical difundirá un texto crítico si se produce un grave atentado

Etxeberria, que acompañó a Otegi como interlocutor en los momentos decisivos del anterior proceso de final dialogado del terrorismo, dice expresamente que ETA tiene que abandonar la violencia en el "proceso democrático" que pretende la izquierda abertzale. Etxeberria pretendió con la declaración, adelantada ayer por el propio diario, precisar el contenido del texto que esta semana ha hecho público la izquierda radical con el que cerraba el proceso asambleario, iniciado en noviembre, según señalan fuentes próximas a esta formación.

El proceso, culminado con un apoyo masivo al texto propuesto por la dirección de la izquierda abertzale, se compromete "con el uso de vías y medios exclusivamente políticos y democráticos". Señala, asimismo, que "debe desarrollarse en ausencia total de violencia y sin injerencias, rigiéndose el diálogo y la negociación entre las fuerzas políticas por los principios del senador Mitchell".

Ayer, Etxeberria huyó de la generalidad del texto y precisó que cuando señala que el proceso se realizará sin violencia, se refiere a la violencia de ETA. Al preguntarle el periodista si cuando el texto aprobado en las asambleas dice que el proceso debe realizarse "sin violencia" se refería a ETA dejó claro que "el proceso tiene que desarrollarse sin violencia, sin actividad armada de ETA".

Con ello, Etxeberria trató de poner en valor un texto que el lunes, cuando se conoció, pasó desapercibido por tener un contenido similar al que la dirección de la izquierda abertzale presentó en noviembre e incluso antes, en la declaración de Anoeta de 2004 o en 1999, en su pacto de colaboración parlamentaria con el primer Gobierno de Juan José Ibarretxe.

El documento fue considerado insuficiente por todos los partidos democráticos vascos y por los Gobiernos central y de Euskadi, que coincidieron en exigir a la izquierda abertzale un pronunciamiento claro contra el terrorismo de ETA.

La única excepción fue Eusko Alkartasuna (EA), cuyo secretario general, Peio Urizar, lo valoró como "la entrada en una nueva fase". En el exterior, el presidente del Sinn Fein, Gerry Adams, destacó "la determinación de la izquierda abertzale de resolver el conflicto y reivindicar los derechos nacionales y democráticos a través de medios pacíficos y democráticos".

Los partidos democráticos y los Gobiernos central y vasco reconocen el esfuerzo inédito de la izquierda radical en su apuesta por las vías "pacíficas y democráticas", pero insisten en que la hora de la verdad le llegará a esta formación cuando ETA atente, lo que lleva sin hacer desde el 9 de agosto de 2009, y se compruebe su respuesta.

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, sostiene que ETA volverá a atentar, según apuntan las investigaciones de las Fuerzas de Seguridad del Estado. Y no están dispuestos a dar credibilidad a los gestos de la izquierda abertzale hasta que sea capaz de condenar las acciones concretas de ETA, algo que ponen en duda.

Fuentes nacionalistas aseguran que la dirección de la izquierda abertzale ha garantizado a EA que rechazará los atentados de ETA e incluso de que dispone de un texto crítico contra el terrorismo en el caso de un grave atentado de la banda.

La declaración

- El dirigente abertzale Rufi Etxeberria contesta así en Berria a si el texto aprobado en las asambleas se refiere a ETA cuando dice que el proceso debe realizarse sin violencia:

"Para el desarrollo de proceso se dice que se tiene que desarrollar sin ningún tipo de violencia. Es decir, sin actividad armada de ETA y de la misma manera decimos sin violencia y sin injerencia del Estado. Por lo tanto, sí, respondiendo concretamente a la pregunta, como planteamos que tiene que desarrollarse [el proceso democrático] sin violencia, se plantea, por supuesto, que tiene que ser sin actividad armada de ETA".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 20 de febrero de 2010

Más información