Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Los debates sobre la crisis

Rajoy lanza un guiño a las 'pymes' para que cobren sin retrasos

El presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, estuvo ayer en Barcelona en medio de la resaca del debate económico y lanzó un guiño a las pymes y los autónomos por ser quienes, dijo, están soportando el peso de la crisis. "El principio inspirador tiene que ser ayudar al emprendedor", alegó el líder de la oposición, partidario de aprobar ya la ley de morosidad. "No podemos funcionar con pagos a 200 días. Conozco a muchos empresarios que lo pasan fatal. La Administración paga de media con un retraso de 139 días y así no se puede funcionar", dijo.

Y en su estrategia de no subir los impuestos, Rajoy insistió en pedirle al presidente Zapatero que modifique la norma actual para que los empresarios y los autónomos no salden el IVA hasta que cobren sus facturas. "Además, es absurdo subir el IVA, y más en el sector del turismo, que es tan importante en Cataluña. Y todas estas cosas se pueden hacer en 24 horas", agregó.

El electorado catalán es el talón de Aquiles de los populares y Rajoy regresó por segunda vez en un mes a Barcelona en su intento de tejer nuevas complicidades. Acompañado de la candidata en Cataluña, Alicia Sánchez-Camacho, se reunió con la cúpula de una multinacional en Sant Cugat y luego habló de su escepticismo sobre la comisión creada por Zapatero -"no sé quién irá por parte nuestra, es anecdótico"- y sobre el diagnóstico, que, a su juicio, es general. "Si en algo está de acuerdo todo el mundo", dijo, "es en que tiene que haber una rectificación económica a lo grande".

Administración morosa

El mensaje de Rajoy sobre la ley de morosidad fue seguramente bien recibido por la patronal Pymec, que presentará la próxima semana un informe para que España apruebe una ley similar a la de Francia, donde las facturas se pagan a 60 días. "Queremos una reforma de la ley, lo diga o no Rajoy. Esta situación está matando a la pequeña y mediana empresa", avisó Antonio Cañete, secretario general de la Pymec y portavoz de la plataforma contra la morosidad.

Los plazos van por barrios: la Generalitat dice que paga con un retraso de 77 días, Madrid asegura que con 24 y Galicia acaba de aprobar una factura electrónica para cobrar con un tope de 45 días. En Valencia es peor. Vicente Lafuente, presidente de la Federación Emprearial Metalúrgica de Valencia, dice que cobran con retrasos de 380 días.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 20 de febrero de 2010