Reportaje:

Ciberataque por Iruña-Veleia

Amenazas al responsable de una 'web' que ha cuestionado los supuestos hallazgos del yacimiento romano - La Ertzaintza ha abierto una investigación

Salvador Cuesta Cobo ha pasado de simple aficionado en busca de la verdad en el asunto de los supuestos "hallazgos excepcionales" del yacimiento romando de Iruña-Veleia a víctima de amenazas anónimas contra él y su familia para que abandone las investigaciones. Cuesta Cobo, responsable de la página web iesusioshemarian.wordpress.com, donde se han desvelado muchas de las dudas que levantaron aquellas inscripciones que en junio de 2006 el arqueólogo Eliseo Gil presentó como verdaderas, recibió el 2 de febrero un correo electrónico para que suspendiese la actividad de su web.

El mensaje le conminaba a retirar todos los comentarios que fueran insultos directos o difamaciones presentes en esta página, que Salvador Cuesta coordina con el sobrenombre de "Sotero". En caso contrario, él mismo, sus hijas y sus hermanos, decía el comunicado, "lo pasaréis mal". "Como podrá comprobar cualquiera que visite esta página, ningún comentario es ofensivo contra nadie", explicaba ayer a EL PAÍS el propio Cuesta, ya más tranquilo tras presentar la correspondiente denuncia ante la Ertzaintza.

"Ningún comentario es ofensivo contra nadie", recalca el responsable del sitio

"Me preocupó el tono amenazador del mensaje y, sobre todo, que citaba mi domicilio y el de mis hermanos, además de los nombres de mis hijas". El responsable de iesusioshemarian.wordpress.com (Jesús, José y María, nombre que hace referencia al asombro que provocaron en muchos ciudadanos los hallazgos presentados por Gil) suspendió la actividad de su web unos días por consejo de la Ertzaintza, que mantiene abierta una investigación sobre un mensaje firmado "Direne".

La investigación policial se centra en el entorno de las tres personas contra las que se querellló la Diputación de Álava por ataque al patrimonio: Eliseo Gil, ex responsable de las excavaciones; Óscar Escribano y Rubén Cerdán. Éste último se encuentra en Almería, alejado de sus compañeros, después de que se descubriese que el informe que presentó y con el que se atribuía a un laboratorio francés inexistente (CEA-CNRS).

Cerdán se ha desvinculado del equipo de la empresa Lurmen, que dirigía Gil y que se encargó desde 2000 de las investigaciones arqueológicas en Veleia con una subvención de 3,7 millones de euros de la empresa pública Euskotren. Además, recibió más de 200.000 euros del Ayuntamiento de Iruña de Oca, donde se encuentra el yacimiento, para elaborar un informe sobre la viabilidad de Iruña-Veleia, informe que no se ha hecho público. La página www.veleia.com, desde la que el equipo de Lurmen sigue defendiendo la veracidad de sus hallazgos se hallaba cerrada.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Mientras, la plataforma SOS Iruña-Veleia pidió ayer que se suspenda el nuevo plan director del yacimiento romano, puesto en marcha por la Diputación, y explicó que ya ha reunido 1.800 firmas para que se hagan nuevas pruebas de los "hallazgos excepcionales".

La plataforma reúne a personas de todos los ámbitos, excepto el académico, con especial presencia de miembros de la izquierda abertzale tradicional. También participa en SOS Veleia el ex diputado de Cultura por el Partido Popular Federico Verástegui, quien presentó los "hallazgos excepcionales" en junio 2006, en compañía de la falsa egiptóloga Montserrat Rius.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS