Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Los escándalos que afectan al PP

Camps dice que todo lo que pasa con Gürtel es "ruido exterior"

El presidente de la Generalitat valenciana, Francisco Camps, manifestó ayer que todo lo que pasa con el caso Gürtel es "ruido exterior que intenta distorsionar el trabajo" de su Gobierno. Camps aprovechó una intervención pública para referirse, sin mencionarlo, al caso Gürtel y al auto del Tribunal Superior de la Comunidad Valenciana, emitido el pasado lunes, que observa indicios de delito en la financiación del PP valenciano.

En el auto, los magistrados se inhiben -por unanimidad- para investigar la denuncia presentada por los socialistas contra Camps y otras 16 personas al considerar que es el TSJ de Madrid quien desarrolla la investigación general del caso Gürtel. En el escrito, los magistrados recuerdan que si la investigación llegase a afectar a algún aforado valenciano, la parte de la causa que se refiriese a éstos debería ser remitida al tribunal valenciano o al Supremo.

La actitud de Camps, que prefirió eludir a la prensa, contrastó ayer con la del resto de altos cargos del PP valenciano, que se prodigaron para intentar contrarrestar el fondo del auto judicial. Para ello, recurrieron a un argumentario que ignora la existencia de "hechos de posible significación delictiva" y pone el énfasis en la decisión del TSJ de no investigar la denuncia socialista, aunque omite que es porque el tribunal se declara no competente por ahora.

Barberá: "Tema zanjado"

La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, marcó el tono: "Se han puesto las cosas en su sitio clarísimamente. No hay ninguna implicación delictiva como se ha dicho y el tema está zanjado". La alcaldesa de Alicante, Sonia Castedo, fue más allá y pidió a los socialistas que se disculpen por "judicializar" la vida política. Y el portavoz del PP en las Cortes y consejero, Rafael Blasco, remachó al considerar que el auto es un "varapalo político" para el PSPV-PSOE.

Los socialistas no ocultaron su satisfacción por la decisión judicial. El líder de los socialistas valencianos, Jorge Alarte, recalcó que el auto indica que "hay mucho que investigar". El portavoz socialista en las Cortes, Ángel Luna, insistió en que el tribunal valenciano deja "incontestablemente claro que hay una trama para delinquir aprovechando las administraciones públicas y que el PP tiene relación estrecha con esa trama". El PSPV, dijo, no descarta personarse en otro tribunal si fuese necesario. Para Esquerra Unida, el TSJ "sólo atrasa la caída institucional de Camps". Compromís apuntó que el auto extiende sospechas sobre la limpieza de las elecciones ganadas por el PP.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 17 de febrero de 2010