Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Coixet y Berger, voces de ausencia

La cineasta catalana recorre la muestra que ha ideado para el escritor inglés

Monica Bellucci, Sophie Calle, Patricia Clarkson, Penélope Cruz, Julie Delpy, Isabelle Huppert, María de Medeiros, Sarah Polley, Tilda Swinton y Leonor Watling dan voz a Aída, la mujer enamorada que escribe cartas a Xavier, su marido preso. Un hombre encarcelado por sus ideas y a quien le ha sido prohibido responder.

Son actrices famosas, sus rostros son conocidos, pero en esta ocasión sus voces susurran, envuelven, se enojan, se entristecen, aguantan, esperan. "Hay resistencia, ternura, sentido del humor...", explica la directora de estas estrellas internacionales, Isabel Coixet, cuyo papel ahora no es sólo de cineasta. Es la guionista de la exposición escenificada por la arquitecta Benedetta Tagliabue sobre la base del libro de John Berger From A to X (De A a X, Alfaguara, 2009). Crítico de arte, novelista, poeta, guionista de cine, dramaturgo... Berger (Londres, 1926) es un creador multidisciplinar con gran influencia en la obra de Coixet, según subraya ella. El libro de Berger Ways of seeing (Modos de ver), que descubrió en "una polvorienta y atestada librería de segunda mano de Londres", la impactó. Bebió más textos e incluso le dedicó la película La vida secreta de las palabras ("me animó a hacerla. Las guerras se pueden contar desde las consecuencias", me dijo). Y como la directora catalana, multifacética, es agradecida con sus fetiches culturales, ha realizado un homenaje a Berger, quien le fue comunicando textos de lo que luego sería un libro, interactuaron antes de materializar From I to J, algo más que una exposición.

De Penélope Cruz a Tilda Swinton, 10 actrices recitan textos del creador El público vivirá la experiencia sensorial en grupos de 20 personas

El público vivirá la experiencia sensorial en grupos de 20 personas

En idea es "una aproximación diferente al libro". En acción, "es un laberinto oscuro, lóbrego y tenebroso, no es un parque temático de 'vamos a ver cómo es una cárcel', pero sí la evocación del sentir de un preso que escucha la voz de la persona que quiere explicándole su vida", cuenta Coixet transitando entre los hierros oxidados de la escenografía carcelaria instalada en La Casa Encendida, donde permanecerá hasta abril. Antes estuvo en Barcelona, en el centro Arts Santa Mónica, que ha colaborado en su realización, comisariada por Rocío Santa Cruz. Y está previsto que circule por centros culturales de otras ciudades europeas; incluso habrá otras actrices, apunta la directora.

En ese laberinto siniestro que atrapa a los visitantes surge una atmósfera sonora que transporta como los antiguos programas de radio, como los pensamientos que traspasan la almohada e impiden dormir. Suena el agua goteando, suenan ruidos de la calle, pájaros, música... suena el silencio. Sobre los jergones de las 10 camas están grabadas las palabras que escribió Aída en sus cartas: "Mi guapo, mi soplete, mi soldador, Ya Nour, mi león, Habibi... Hay amor, hay rabia, y también resistencia, ternura y sentido del humor". La voz, las voces, "van de la esperanza al desánimo", señala Coixet. A quien le gusta especialmente una frase: "Te reconstruyo delicadamente, hueso a hueso". Es la materialización de la persona amada y ausente. "Los textos de Berger son demasiado magistrales como para tocar una coma. Me gustaría llevarlos al cine", dice la directora, aunque los ha llevado, al grabar a Berger en un documental y fotografiar a las actrices que hacen Aída en faena.

La experiencia (sensorial, sí) la vivirá el público en grupos reducidos, 20 personas, para mantener el mayor grado de intimismo posible. Y la intimidad llegará en inglés y castellano, en pases sucesivos cada media hora. Todas las actrices leyeron en inglés. Es recomendable oírlas en este idioma, aunque no se domine.

También es una buena elección sumergirse en la atmósfera envolvente y anónima del túnel-escenario de la exposición y luego ver los documentos y audiovisuales con los rostros de las lectoras de las cartas, el ambiente donde grabaron los textos y las reflexiones de Berger en una certera entrevista.

"Es extraordinario para mí oír estas cartas en la voz de una mujer", confiesa Berger sobre esta Aída coral. "Tenía la voz de Aída en una parte de mi imaginación, pero sin resonancia física. Su cuerpo estaba en las palabras. Son voces que vienen de dentro del cuerpo", dice. La filmación de Coixet desnuda las intenciones de su admirado escritor. Hoy los espectadores podrán percibir la sabiduría de Berger y el fruto de esta aventura entre el arte, el cine y la literatura. Como preámbulo a la exposición, que se abre mañana, Coixet explicará en La Casa Encendida las claves de su trabajo y el propio John Berger leerá las cartas de su libro junto a la actriz Carmen Elías, la voz en castellano de este relato epistolar sobre "la lucha prolongada entre la victoria y la derrota".

Presentación-Lectura Cartas por Isabel Coixet, John Berger y Carmen Elías. Hoy, a las 18.00. La Casa Encendida. Entrada gratuita hasta completar aforo. Exposición From I. to J. Homenaje de Isabel Coixet a John Berger. Del 12 de febrero al 11 de abril. La Casa Encendida. Entrada libre.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 11 de febrero de 2010